Por un aumento de la energía dispuesto por el gobierno nacional para los consumos desde el 1° de marzo, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) sube sus tarifas un 7,1% promedio. Ajuste que se añade al 25% ya anunciado en dos tramos para este 2021: en febrero y en abril. La novedad se conoció este vierrnes a la tarde mediante una comunicación oficial de la provincia que refleja la resolución 105/22 de la Secretaria de Energía del Ministerio de Economía. 

En la normativa, el gobierno nacional establece que el compromiso de las adecuaciones tarifarias, siempre serán menores que los aumentos de los salarios de las y los trabajadores. 

"Los incrementos de ingresos de todos los argentinos y argentinas siempre deben superar a los aumentos de las tarifas en función de la recuperación del salario real. El Estado no puede dejar de lado su rol planificador y regulador para que todos y todas accedan a un servicio público con tarifas justas y razonables", señala el texto.

El traslado de esta medida implica una actualización en la tarifa para usuarios de la EPE del orden del 7,1% promedio.

La suba se conoce a horas de la media sanción que Diputados le dio al proyecto del Ejecutivo para renegociar la deuda de 45 mil millones de dólares que pidió la gestión de Mauricio Macri. Resta la aprobación del Senado e implica cambios en las políticas económicas.

Por otro lado, la EPE recordó que cuenta con 1.150.000 de usuarios residenciales, 220.000 de ellos acceden a tarifas subsidiadas, tarifas sociales, tarifa jubilados y electrodependientes, entre otros. 

Además, se encuentra en etapa de definiciones por parte del Poder Ejecutivo provincial, la ampliación de los beneficios de la tarifa social solidaria, que incluiría 150.000 usuarios a este segmento, conforme con lo tratado en la última audiencia pública de enero pasado.