Se sabe que en el fútbol argentino hace muchos años que no se permite la afluencia de público visitante a los estadios. Sin embargo, ante eventos especiales como las visitas de River y Boca a las canchas del interior del país, los hinchas pueden hacer pequeñas “trampas” para ver a sus equipos desde la tribuna. Eso podría pasar el domingo que viene en cancha de Rosario Central, donde el Millonario podría dar la vuelta olímpica, si no lo hace antes este miércoles en la fecha que se jugará entresemana.

A la vez, el Gigante es uno de los pocos estadios que no necesitan de público visitante para lucir colmado. Por eso, la dirigencia canalla prepara una estrategia para que los hinchas millonarios no vayan en forma masiva a Arroyito.

¿Cómo sería? Comprando un combo de una platea a 8.500 pesos, que incluye ese encuentro y el siguiente de Central contra Huracán.

"Todavía no sabemos cuántas plateas quedarán a la venta para los hinchas de River porque al total de 14 mil que tenemos disponibles hay que descontarles primero la venta a socios abonados de este año y después la venta a socios no abonados, pero estimo que quedarán entre 7 mil y 8 mil plateas para los hinchas de River", informó este mediodía un dirigente de Central a Télam, según publica la agencia oficial de noticias.

La venta de plateas a los hinchas millonarios -en realidad a los no socios- comenzará este jueves, sólo en la modalidad del paquete de una platea para los partidos de Central contra River y contra Huracán, y en forma digital, a través de la sede virtual del club del barrio de Arroyito.

En cambio, los socios de Central pagarán 3 mil pesos la platea para el partido contra River y 4 mil pesos el combo que incluye también el partido contra Huracán.

“Están locos”

En este sentido, el titular del Museo de River en Rosario, Marcelo Ismael, declaró sobre la venta del pack de dos plateas a los hinchas millonarios que "están locos".

"Primero los dirigentes de Central tienen que rogar que River no salga campeón antes, porque sino no va ir nadie, y después por el antecedente de Platense, que quiso cobrar las plateas a 8.500 y 10 mil pesos y River les dijo que no y no fue nadie. Estaban (el presidente Rodolfo) D'Onofrio, un vice y una piba en el palco", se quejó Ismael a la agencia Télam.

El referente millonario en Rosario abundó que "la situación económica no está como para pagar esa plata, salvo los que vienen del campo, y además el clima no está como para gritar un gol en la platea de Central".

En esta línea, Ismael recordó que "cuando Newell's quiso hacer lo mismo y cobrarles 6 mil pesos una platea a los hinchas de River, solamente fueron 300 hinchas, no fue nadie a la cancha".