Rosario Central jugará este jueves ante Colón, pero el domingo se viene River al Gigante. Y la dirigencia canalla decidió cobrar un monto de $2.500 a los socios que habían adquirido su abono en 2020, una cifra que no cayó bien en algunos hinchas pero que la comisión directiva defendió.

Esteban Ferreyra, protesorero de la institución, dijo en Zapping Sport que ya había anunciado que sería así: "Sobre finales de septiembre comunicamos que íbamos a reconocer los abonos de 2020 excepto el partido con River. Por eso les pedimos un esfuerzo a aquellos que hace de 2020 que no compran la entrada".

Acerca de cómo llegaron a ese valor de $2.500, Ferreyra explicó: "Nosotros pensamos en cuánto les cobramos a los del abono 2021: ellos pagaron $7.500. Mientras que los de 2020 habían pagado $5.000".

"Les pedimos un esfuerzo pese a que sabemos que la situación no es fácil. Pero es la necesidad que tiene el club. El club necesita de nosotros. Es difícil sostener la economía si no tenés ingresos: te cuento por ejemplo que el costo mensual de la estructura de Arroyo Seco es de 45 millones de pesos, sin contar sueldos", añadió.

Y tiró una justificación más: "El único club que devolvió y reconoció a los abonados 2020, además de nosotros, es Atlético Tucumán. Pero Central no le cobró a nadie el acceso a popular".