Lo más importante

Dura derrota de la Lepra en San Juan

El local ganó 2 a 1 con goles de Emanuel Dening y Francisco Mattia, mientras que el conjunto de Bernardi descontó a través de Lucas Boyé. El rojinegro tuvo situaciones claras y generó oportunidades de tres cuarto de cancha en adelante, sin embargo el mediocampo y la defensa mostraron un flojo nivel

0 Comentarios
0 Comentarios

San Martín de San Juan derrotó por 2 a 1 a Newell’s con gol de Emanuel Dening, ex jugador leproso, y Francisco Mattia. El rojinegro tuvo varias oportunidades de marcar en los pies de Ignacio Scocco, Maximiliano Rodríguez y Lucas Boyé, sin embargo la actuación de Luis Ardente fue la explicación para que eso no suceda. Fue el ex atacante de River quien descontó a los 46 de la segunda etapa. Daniel Mancini fue expulsado.

El director técnico de Newell’s, Lucas Bernardi, modificó la formación y colocó un 3-4-3, con Franco Escobar, Sebastián Domínguez y Nehuén Paz en la última línea; Luis Advíncula, Denis Rodríguez, Marcos Cáceres y Emanuel Insúa en el mediocampo; y Lucas Boyé, Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco en la delantera.

Durante el primer tiempo la Lepra pareció dividirse en dos: una que ataca y otra que defiende. Con un mediocampo quebrado, con poco quite y distribución, lo mejor del rojinegro estuvo de tres cuartos para adelante. Fueron más de cinco las jugadas por las que Newell’s pudo adelantarse en el marcador. 

No obstante, la última línea leprosa marcó poco y mal. Dening y Gelabert tuvieron las más claras más por falta de presión del rival que por mérito propio. Fue así que un centro que conectó el ex delantero rojinegro terminó en el fondo del arco de Ezequiel Unsain.

El mismo Dening pudo ampliar la ventaja tras un mano a mano que ganó el portero leproso.

Al inicio de la segunda etapa, Mattia se desmarcó de Domínguez y cabeceó solo a un metro de Unsain, que nada pudo hacer para evitar la nueva caída de su valla.

Pasaban los minutos y la figura de Newell’s desmejoraba, ya que el Santo lastimaba en cada ataque y el tridente ofensivo del rojinegro erraba todo lo que tenía para definir frente a Ardente. Para colmo, Daniel Mancini que ingresó en el segundo tiempo se retiró de la cancha tras ver la roja por un patadón a Fissore.

Lucas Boyé, de los mejores jugadores de la Lepra, fue el encargado de descontar la diferencia a los 46 minutos del segundo tiempo, cuando quedaba poco para que el encuentro finalizara.

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo