Lo más importante

Obberti: "Nosotros teníamos presión, pero no tanta como Newell's hoy"

El Mono, goleador leproso que tuvo su auge principios del los 70, palpitó el clásico en Radio 2. Admitió que el rojinegro llega con mucha presión, se quejó de la violencia que impide que estén las dos hinchadas en la cancha y hasta se animó a pronosticar un resultado
1 Comentarios
1 Comentarios

Alfredo Obberti es de esos ex jugadores a los que se recuerda hasta con sólo evocar su apodo. El Mono ha sido un brillante goleador leproso de principios de los 70 y a pocas horas del clásico, palpitó el partido, se quejó de la violencia y hasta pronosticó un resultado.

"Siempre se vivió muy intensamente, la semana anterior... el tema es que hoy hay mucha violencia. Noy no está la intensidad de la pasión, del folklore. Hoy se pelean mal: la violencia está latente, no puede ir la hinchada contraria, es una vergüenza", dijo Obberti en Radiópolis por Radio 2.

El Mono marcó una diferencia con sus tiempos: "Claro que teníamos presión, pero hoy es de más. Newell's tiene una presión tremenda: nosotros la teníamos, pero no tanta. Si el domingo estos chicos pierden, la gente va a reaccionar mlal incluso contra el técnico, que es un ídolo".

 

Ídolos leprosos
Obberti junto a Zanabria.

"La gente no entiende que sólo son jugadores de fútbol. Durante la semana previa lo entienden. Pero si pierden, después del partido los quieren matar", agregó.

Consultado sobre la manera más conveniente en la que Newell's debería salir a jugar este duelo, tiró: "Con dientes apretados y tratando de desarrollar su juego. El tema es que el equipo está en formación. Los jugadores hace tiempo están, pero el DT y los chicos que subieron hacen que sea un equipo que se está formando".

Finalmente, y ante la requisitoria periodística, se animó a proyectar cómo acabará esta nueva edición del derby: "Creo que va a ser un empate".

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Joaquin_0 1
    Joaquin Gamborena

    Típico de pingüino festejar el empate de local. Sentido de pertenencia tiene el cagazo que se huele por toda la ciudad.

Segui Leyendo