Para Newell's, "el reclamo de Sarmiento es jurídicamente improcedente"

El abogado del cub, Guillermo Carro, dio detalles sobre la intimación que recibió la institución de parte del jugador, declarado libre tras recibir el alta médica. Según Brian, hubo una "renovación tácita del contrato" a mediados de 2018. Newell's lo niega

     Comentarios
     Comentarios

El conflicto entre Newell's Old Boys y Brian Sarmiento persiste. Y ahora fue el abogado del club, Guillermo Carro, quien aseguró en Zapping Sport que el reclamo del volante del pago del contrato y una indemnización por despido es "desacertado y jurídicamente improcedente".

El mediocampista había firmado en junio de 2017 un contrato por un año (hasta junio 2018) con opción de renovación por otro año más. Pero en marzo de 2018 se fracturó el tobillo y no volvió a jugar. El club le siguió pagando el salario (obligado por convenio colectivo) hasta que recibió el alta, a principios de enero 2019, y luego lo declaró libre.

Para el jugador esta determinación del club es ilegal puesto que, según él, hubo  en junio de 2018 una renovación tácita del contrato al no haber sido dado de baja. Y por eso reclama el pago del préstamo de ese año más una indemnización por considerarse "gravemente injuriado y despedido". Un total que excede los 150 mil dólares.

La postura del club fue aclarada por su abogado, Guillermo Carro, en Radio 2: "Entiendo que el reclamo que hace es desacertado, jurídicamente improcedente. Cuando en junio de 2018 llegó el momento de ejercer la opción, el jugador estaba de licencia por su lesión. Por eso, el club le pagó el salario hasta el 3 de enero de 2019, cuando le dieron el alta".

 

Otros tiempos: Brian, junto a Formica, bromeando en la práctica.


"El club cumplió regularmente con todos los salarios y no hubo reclamos hasta ese momento. Cuando le dan el alta al jugador, él no se sumó a las prácticas, algo de lo que se hicieron tres constataciones notariales certificando que esto fue así", añadió.

"Se lo citó al jugador a reunión con la CD, pero nunca vino. Y el club lo que hizo, recuperada el alta, le comunicó el 25 de febrero de este año que no ejercía la opción de renovación del contrato y lo dejaba en libertad de acción. Al no haber ejercido la opción que figuraba, el correlato es que no le corresponde esa suma que reclama", comentó.

El letrado sostiene que "Sarmiento no tiene derecho a cobrar ningún salario con posterioridad al alta médica porque no vino a trabajar. Con lo cual, la Superliga no podría ejercer ninguna sanción que pueda perjudicar al club".

"Todas las presentaciones que él hizo fueron posteriores a la comunicación que le hizo el club. Con la documentación que tengo yo, es jurídicamente lo que corresponde lo que hizo el club hasta acá", concluyó.

Comentarios