Lo más importante

Un empate que no castiga, pero tampoco le sirve a ninguno

La Lepra fue más, pero al final Newell’s y Central quedaron a mano: 0-0. Fue un clásico de dientes apretados e ideas chatas. Sosa le sacó una bola increíble a Maxi Rodríguez y Scocco perdió un mano a mano que salvó Salazar. La más clara canalla fue de Lo Celso, desviada. Se pegaron mucho y jugaron poco. El Rojinegro se ilusiona con mejorar sobre el final una temporada pésima; el Canalla se alejó de la lucha por el título

     Comentarios
     Comentarios

Será un cero a cero que se olvidará rápido el de este domingo en el Coloso. Quizás, a Newell’s le quedará un sabor algo más amargo que a Central, porque tuvo las mejores ocasiones de un partido muy intenso, trabado y parejo. La figura del partido fue el arquero Sosa, que le sacó una pelota de gol a Maxi Rodríguez, en una de las dos más claras situaciones de gol del pleito. Al cabo, el punto no le sirve a ninguno en pos de sus respectivos objetivos.

La Lepra fue más que su adversario. En el primer tiempo tuvo la opción de gol más nítida, con un disparo cruzado de Boyé que detuvo el golero uruguayo. Los canallas sólo arrimaron peligro a través de un remate de Lo Celso desviado. En el segundo acto, además de la ya citada atajada de Sosa a la Fiera, Nacho Scocco tuvo un mano a mano que Salazar salvó cuando el atacante iba a toca al gol.

La movilidad de Fertoli, la jerarquía de Maxi y la velocidad de Boyé fueron lo mejor de la escuadra de Osella, que le ganó en el plan estratégico a Coudet. Estuvo sólido el fondo leproso, que además contó con el trabajo de auxilio del incansable Mateo y la dinámica de Formica moviéndose a las espaldas de Musto.

Central nunca pudo conectarse ni adquirir el volumen de juego que le conocemos, con un Colman opacado y Cervi y Lo Celso apagados. Newell’s tuvo más la pelota y encima, abajo, el Canalla sufrió la ausencia de Pinola, ya que Cetto apenas pudo maquillar con su prestancia su notoria lentitud y falta de fútbol.

El empate no parece estar tan desajustado al trámite, pero está claro que si alguno mereció ganar, ese fue Newell’s Old Boys. Por eso, en el paladar de los hinchas que colmaron el Marcelo Bielsa quedó una sensación de disgusto por un triunfo que estuvo muy cerca de concretarse y que le habría puesto punto final a la racha sin victorias en el derby, que ya llega a diez encuentros.

Con este punto, Central se alejó a cinco unidades de los líderes San Lorenzo y Godoy Cruz, que ganaron sus partidos de la fecha 12. Encima, perdió al expulsado Musto para el encuentro que viene. Por su parte, el Rojinegro no pudo despegarse de la zona baja del grupo 2, pero dejó una mejor imagen y parece haber encontrado una expectativa de mejorar una cosecha exigua de puntos en el tramo decisivo.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo