Con la soja en alza, qué puede hacer el productor para aprovechar el momento al máximo

Esta semana el precio de la oleaginosa registró una suba muy importante, a partir de factores que impactan en las expectativas del mercado. En esta nota, expertos brindan recomendaciones pensando en lo que viene

     Comentarios
     Comentarios

Esta semana las miradas se las llevó la soja. El commodity agrícola por excelencia para Argentina registró una suba muy significativa, en especial el día jueves cuando superó la barrera de los 520 US$/Tn. El salto sorprendió al mercado, fundamentalmente porque ya venía descontando el problema de la falta de agua en América del Sur (Brasil y Argentina), pero hubo otros factores que incidieron en el precio.

El escenario de tensión entre Rusia y Ucrania, muy cerca de algún conflicto bélico, ha impactado en el mercado. Pero también apareció China con una compra muy importante de soja y subproductos porque fue recomponiendo el stock de cerdos y en principio necesita más proteína para alimentarlos”, explicó a Ecos365 el analista granario Mauricio Kidonakis.

Pensando en el productor, la situación amerita buenas estrategias para tratar de capitalizar al máximo el momento, contemplando los futuros que hoy se presentan. En ese sentido, el experto señaló que es un “tremendo momento” para vender la soja que todo aquel tenga en existencia, pero reconoció que “es complicado quedarse con los pesos”. Por eso aconsejó vender pero “calzar” con algo más.

A partir de las precipitaciones, quienes cuenten con sojas que se van reacomodando y respondiendo por la humedad en el perfil del suelo, también pueden ir analizando alguna opción, que Kidonakis detalló de manera concisa: “yo le pondría precio a mayo a una parte porque 365-370 US$/Tn me parece un valor impresionante para una nueva cosecha de soja”.

“Armonizar mercado de cambio y de granos”

El analista financiero Maximiliano Tessio también fue consultado por este medio para conocer su visión del momento y las oportunidades que pueda ofrecer. Al respecto, comentó: “la recomendación que estoy dando es capturar buenos precios pero sin pesificarlos; es decir, si el productor todavía acarrea algo de soja vieja que la venda a febrero con pesificación a marzo, si tiene algo de maíz debe venderlo en enero con la pesificación lo más lejos que se pueda y si cuenta con trigo, al tener un buen precio, conviene venderlo con la mira puesta en julio y luego ir pesificando en la medida que le vaya llevando el ritmo a la devaluación”.

Precisamente, el especialista asegura que por delante “hay un proceso devaluatorio”. No obstante, indicó: “todos los sabemos, pero el interrogante pasa por saber si será mediante un shock o de manera gradual”.

De todas maneras, admitió que “es fundamental armonizar mercado de cambio con el mercado de granos, porque allí está la clave para el manejo de las finanzas agrícolas este año”.

Por último, al referirse a la campaña nueva, expresó que los precios “invitan a tomar posiciones” al menos para ir cubriendo un porcentaje. "Más allá de la gran incertidumbre productiva que tenemos, sobre todo para soja, un 30% a 370 US$/Tn o un poco más es un lindo precio para fijar”, remarcó. Y agregó: “el resto es mejor dejarlo abierto por el riesgo, sobre todo productivo, con lo cual yo sería muy conservador a la hora de tomar decisiones”.

Comentarios