Disney+ está detrás de quienes compartan las contraseñas como Netflix

La plataforma planea introducir anuncios o sumar un costo extra a quienes compartan los datos.

     Comentarios
     Comentarios

En el mundo de la tecnología y las plataformas, las tendencias que funcionan en un lado suelen aplicarse en otro. El concepto de streaming planteado por Netflix funcionó de maravillas y hacia allá fueron las grandes empresas como Amazon, Apple y Disney. De la misma manera sucede cuando algo deja de funcionar: es muy probable que se replique en las demás plataformas. Y esto es lo que, poco a poco, se evidencia con el uso de contraseñas compartidas entre usuarios: Netflix tomó cartas en el asunto, y Disney+ planea hacer lo mismo.

Es que recientemente Netflix anunció que sus suscriptores cayeron por primera vez en más de diez años: la plataforma tuvo una pérdida de 200.000 usuarios. Y no solo eso, sino que proyecta una caída de otros dos millones en los próximos tres meses. A menos suscriptores, menos dinero, menos contenido, menos oferta y la cosa sigue. 

Así mismo, el contexto de inflación global no le fue ajeno a la plataforma de streaming, así como tampoco fue la guerra Rusia-Ucrania: a menos poder adquisitivo, las personas se lo piensan dos veces antes de suscribirse, mientras que cientos de miles de usuarios rusos dejaron de ser suscriptores.

Sin embargo, hay otro problema, el único que puede solucionar Netflix por sí solo. Y ese asunto es el de las contraseñas compartidas: según cálculos de la plataforma, hay alrededor de 100 millones de hogares tienen cuentas compartidas, lo que significa 100 millones de suscriptores menos. Aunque antes lo dejaba pasar —hasta llegó a alentarlo—, ahora analiza cortar con esa tendencia que no le permite recaudar más dinero. 

Por eso, ya delineó una estrategia que sigue en evaluación, y consiste esencialmente en cobrar un "plus" a las cuentas compartidas, para así mantener la práctica pero con un margen de ganancia para la plataforma. 

En el caso de Disney+, se perfila como el número uno para 2026, la empresa evalúa además del plus por compartir contraseñas la posibilidad de introducir anuncios en su plataforma, algo que también piensa Netflix. De hecho, la plataforma de colores rojo y negro ya dijo que era una segunda opción para hacer frente a una reducción de beneficios provocada por la caída de registros.

La caída de suscriptores de Netflix no es un buen augurio para las demás plataformas, ya que es un negocio global que depende mucho de cómo se encuentre la situación mundial, como ya explicó BAE Negocios. Y al difícil contexto actual se le suma el mal momento para el streaming, evidenciado en el cierre reciente de la plataforma de streaming de CNN apenas un mes después de salir.

Disney+ miró atentamente lo que estaba pasando y puso manos a la obra. Hasta ahora no anunció ninguna acción concreta, pero sí hizo preguntas y todas estaban dirigidas a averiguar por qué sus usuarios comparten su cuenta con personas que no viven en la misma casa.

El interrogante viene con opciones de respuesta, entre las que están: que otras personas no usen el servicio con la suficiente frecuencia, que estas personas no puedan o no quieran pagar por el servicio, que no tengan acceso al contenido donde viven o que uno quiera otorgarles acceso para que se pueda hablar del contenido más tarde.

Es apenas el primer paso en busca de evaluar una estrategia similar a la de Netflix. Esta acción evidencia que el problema de las contraseñas compartidas excede a la empresa fundada por Reed Hastings, y que ya impacta en la mayoría de las plataformas de streaming. 

Comentarios