El trigo genera más dudas que certezas en la Zona Núcleo y caería la intención de siembra

La posibilidad de un invierno seco, márgenes muy finos y zonas que aún les falta muchos milímetros para alcanzar la humedad adecuada, son los factores que bajan la intención triguera.

     Comentarios
     Comentarios

En las encuestas de esta semana respecto a intención de siembra y tecnología, realizadas por técnicos de la Guía Estratégica para el Agro, el trigo no mejoró a respecto a lo que se indicaba 15 días atrás. Sin embargo, los márgenes subieron en las últimas dos semanas: el rinde de indiferencia para campo alquilado pasó de 41 a 35 qq/ha. Por lo tanto, se sigue estimando un 10 % menos de intención de siembra, un 20% menos de fertilización y una producción estimada en dos millones de toneladas menos que hace un año (7,8 Mt).

“La Niña”, la posibilidad de un invierno seco, márgenes que aún dan dudas y zonas que aún les falta muchos milímetros para alcanzar la humedad adecuada para plantear el cultivo, son los factores que bajan la intención triguera.

En cuanto a los posibles rindes del trigo 2021/22 en la región, el interrogante pasa por saber si estarán más cerca del año pasado o del anteaño. Debe recordarse que la campaña anterior fueron récord superando los 47 qq/ha, en cambio los de 2020/2021 resultaron ser los más bajos de la década.

“Muchos productores hoy ven en el trigo la posibilidad de acomodar los números, pero, lamentablemente, el tiro puede salir por la culata: los niveles actuales de los costos de fertilizantes, insumos y alquileres ponen en juego una carga financiera muy alta”, indicaron desde la GEA.

Para el Dr. Santiago Álvarez Prado, Investigador del CONICET en la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR, “es muy complicado” que el trigo vuelva a tener un año excepcional. “En primer lugar dependemos de la lluvia. Es lo que todo el mundo está mirando, si va a llover para recargar los perfiles. Con la primera variable, contar con elevado porcentaje de agua útil, aún no se cuenta en la región”, indicó.

Y agregó: “en cuanto al cociente fototermal, ahí ya no podemos predecir que va a pasar. Normalmente cuando hay un año que viene seco, como el que se pronostica, tenderíamos a pensar que habrá menos días nublados y por lo tanto más radiación disponible. Pero no es algo que se pueda saber de antemano. Y, por último, “con el precio actual de los fertilizantes las unidades de nitrógeno a aplicar se van reducir”.

Qué se espera del clima

El año pasado Las lluvias superaron todas las expectativas y rompieron las estadísticas de los últimos 30 años. El evento fue muy importante en toda la región pampeana y clave para lograr luego rindes récords.  Pero, en el corto plazo, no parece posible.

Al respecto, el Dr. en Ciencias Meteorológicas, José Luis Aiello, señaló: “mayo arranca dominado por la presencia de un centro de alta presión que fomenta condiciones de estabilidad en la mayor parte del país. La excepción son algunas lluvias moderadas y muy limitadas al extremo norte de la mesopotamia Argentina. El cambio de circulación que se produjo en el intercambio mensual se sostiene, promoviendo un ambiente muy propio de la época del año, y los pronósticos proyectan lluvias escasas o nulas hasta la segunda década del mes”.

Al parecer, en el mediano y largo plazo las condiciones actuales de Niña no son favorables. La reciente actualización del ONI, el índice que evalúa la anomalía de la temperatura superficial del océano Pacífico (ONI) realizada por la NOAA, pasó de -0,9 de marzo a -1,0 en abril. “Esto no alienta una evolución a neutralidad plena a la salida de la primavera”, explicó el consultor Alfredo Elorriaga.

Comentarios