Empresa con tecnología innovadora para optimizar riegos recibe apoyo financiero en Davos

Es una startup cordobesa que busca ayudar a los agricultores a que gestionen de manera eficiente su agua. El premio lo otorgó el Foro Económico Mundial

     Comentarios
     Comentarios

Una compañía argentina que usa datos para optimizar el riego, recibió el apoyo financiero de la edición de este año del Foro de Davos para seguir desarrollando un sistema que ayuda a agricultores de América Latina a ahorrar miles de litros de agua.

Se trata de Kilimo, una compañía que nació en Córdoba y asesora a agricultores en países como Paraguay, Chile, Perú, México o Guatemala. La misma, fue distinguida en el marco del llamado Global Freshwater Innovation Challenge organizado por el Foro Económico Mundial (WEF), una iniciativa que promueve la innovación en la gestión del agua dulce frente al cambio climático.

El sistema, basado en la inteligencia de datos y el aprendizaje automático, recoge a diario información satelital y de las estaciones climáticas. A ese caudal de datos se añade información del suelo del cliente para saber cuanta agua retiene.

"El cliente lo que ve es un balance hídrico, como si fuera un balance contable, donde dice 'tengo tanta agua, mi suelo retiene tanto'", explicó Tatiana Malvasio, directora de operaciones y cofundadora, en el foro, que termina este viernes en la pequeña población de los Alpes suizos.

"Así podemos saber cuánta agua pierde ese cultivo por día y cuánta agua hay que reponerle de acuerdo a su estado fenomenológico", una herramienta que permite al productor ahorrar hasta un 30% de agua, según la emprendedora.

En este sentido, una encuesta del ministerio de agricultura de Estados Unidos de 2018 reveló que solo el 8% de los agricultores usaba tecnología para el riego y que "el porcentaje más grande era el de los que riegan porque el vecino riega", apunta la empresaria.

Según datos de la ONU, América Latina y el Caribe alberga casi un tercio de los recursos hídricos mundiales pero casi la mitad de los países de la región no gestionan de manera eficiente su agua.

Comentarios