La Cámara de la Construcción local respaldó el plan de incentivos que avanza en el Congreso

Tras la media sanción de Diputados, el presidente de CAMARCO delegación Rosario, consideró que el proyecto que prórroga los incentivos favorece a "los desarrollos que están por venir"

     Comentarios
     Comentarios

La Cámara de Diputados aprobó el jueves pasado un proyecto consensuado entre el Frente de Todos y el PRO que establece una prórroga sobre los plazos de la ley 27.613, de Incentivo a la Construcción y Acceso a la Vivienda. La misma busca activar la construcción con incentivos impositivos para quienes declaren bienes y ahora fue girada al Senado para su posterior tratamiento.

Pablo Nazar, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción delegación Rosario (CAMARCO), valoró su avance y consideró que significa una noticia muy favorable para la industria ya que "los incentivos generan mejoras en los costos", teniendo en cuenta el contexto inflacionario que rige hoy en la Argentina y al cual consideró como "desalentador" a la hora de iniciar proyectos.

En este contexto, también señaló que los incentivos pueden "morigerar ciertos impactos económicos" que, debido también al escenario macroeconómico, serían muy difíciles de controlar de otra manera. "Tuvimos una disparada en los costos de los materiales e insumos, teniendo en cuenta que el año pasado hubo una diferencia de más del 12% entre lo que eran los materiales de la construcción con el índice de precios en general", indicó Nazar.

El proyecto presentado por el presidente de la Cámara, Sergio Massa y por el titular de la bancada del PRO, Cristián Ritondo, establece un impuesto especial que se determinará sobre el valor de la tenencia que se declare, expresada en moneda nacional al momento de ingreso a la cuenta especial.

En base al esquema previsto, para los bienes ingresados desde la fecha de entrada en vigencia de esta ley y hasta transcurrido el plazo de 90 días corridos, la alícuota que deberán tributar será del 5%. Por su parte, los ingresados desde el día siguiente de vencido el plazo del inciso anterior y hasta transcurrido otros 90 días, la tasa que deberán pagar será del 10%.

"Hoy estamos muy contentos de estos instrumentos que surgen a través de estas nuevas normativas, que benefician a nuestro sector y ponen en mejores condiciones a los desarrollos que están por venir", sostuvo el titular de CAMARCO.

Por otro lado, remarcó la dificultad que enfrenta la obra pública debido a los aumentos de precios al "contar con un sistema de contratación con una actualización que fue prevista para una economía de apenas un poco más de un dígito de inflación anual, cuando hoy estamos cerca de llegar a los tres dígitos".

A su vez, agregó que esta situación golpeará pronto a la obra privada "porque no todo se puede trasladar tan directamente a los costos ya que se repercute fuertemente en el bolsillo de quien tiene que pagar la cuota".

Comentarios