Tecnológicas rosarinas buscan cubrir 400 puestos de programadores para 2021

La demanda en el sector es cada vez mayor ante la creciente competencia interna y del exterior. Ofrecen importantes sueldos y estabilidad

     Comentarios
     Comentarios

El sector tecnológico de Rosario fue uno de los pocos que se mantuvo plenamente operativo durante la pandemia, e incluso cierra el 2020 con importantes montos de facturación. Pensando en 2021, y apostando a un crecimiento importante de la demanda, fundamentalmente de software elaborado en la región, se estima que sólo en la ciudad harán falta cubrir 400 puestos de programadores.

“Los estudios indican que en el país faltan 5000 programadores al año, y en Rosario unos 400 para puestos en empresas de software y tecnología en general. Si bien el país tiene un diferencial por el nivel de sus recursos humanos, es un gran cuello de botella la cantidad de personal disponible en el rubro”, manifestó Guillermo Civetta, gerente del Polo Tecnológico de Rosario.

A partir de esta gran necesidad, desde el Polo lanzaron junto a la Universidad Astral una coding school en la que se dictará una Tecnicatura Universitaria de Desarrollador Full Stack (back-end y front-end), que hoy cuenta con una demanda insatisfecha en una de cada dos empresas que integran la agrupación.

Por otro lado, el PTR colabora con la Facultad de Ingeniería de la UNR definiendo los contenidos de una Tecnicatura en Inteligencia Artificial, rubro que se viene con fuerza. “Nuestro sector lo que tiene es que es transversal a todos, y por ejemplo, la inteligencia artificial (al igual que internet de las cosas) son claves en la industria 4.0, que ya se puso en marcha en Europa y que queremos impulsar en el país”, explicó y agregó que en parte este tranversalidad se vio reflejada en el proceso de digitalización que encararon muchas empresas a raíz de la cuarentena.

“Programadores es lo que hoy más se demanda, pero a medida que avance la tecnología irán haciendo falta completar otros puestos en auge como el de científico de datos, o los de especialistas que fusionen la informática con otros rubros como la biotecnología, algo que cada vez se verá más”, sintetizó.

A la oferta educativa del PTR y la Universidad Austral se le suma la creciente aparición de nuevas escuelas digitales, que permiten capacitarse de manera online o presencial, e incluso en algunos casos tomar cursos básicos gratuitos. El trabajo seguro para el graduado y sueldos que promedian los $100 mil son los principales atractivos para quien elija este camino.

Además, hoy el programador con cierta experiencia puede trabajar desde su casa para cualquier empresa del mundo, cobrando en dólares, lo que supone otro enorme beneficio para él, pero un gran dolor de cabeza para las empresas locales, que deben competir por sus servicios con firmas mucho más fuertes económicamente.

Comentarios