Un joven de 23 años que atropelló a un nene de 10 en la zona de Mendoza al 7500 fue imputado este viernes en el Centro de Justicia Penal con dos agravantes: el conductor cumple una probation tras ser acusado de correr picadas ilegales y además tenía el carnet de conductor vencido.

La triple falta fue presentada en la audiencia oral y pública por la fiscal Juliana González (MPA), quien le atribuyó al imputado el delito de lesiones graves culposas agravadas por no estar habilitado a conducir por una autoridad competente.

Según informó el periodista Hernán Funes (Telenoche, El Tres), la jueza María Trinidad Chiabrera aceptó la calificación presentada y resolvió otorgarle la libertad con reglas de conducta: firma quincenal en la Oficina de Gestión Judicial, fijar domicilio, prohibición de salir de la provincia sin autorización e inhabilitación provisoria para conducir.

El siniestro vial se produjo el miércoles que pasó a las 11.30 en Mendoza al 7500 cuando un chico de 10 años se bajó de un colectivo y cruzó la calle a mitad de cuadra. Un Chevrolet Corsa que conducía Matías lo impactó. El hecho quedó registrado por cámaras de seguridad (ver video: se ve en el fondo de la imagen).

Según trascendió, el nene, al estar de vacaciones, se tomó el colectivo porque quiso ir a ayudar a su padre a su carpintería. Sufrió fractura expuesta de tibia derecha y fue internado en el Hospital de Niños “Víctor J. Vilela”. 

La funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) remitió además las actuaciones a tránsito para que evalúen las sanciones correspondientes.

Bruno C. estaba en pleno proceso judicial al ser acusado durante 2018 por el fiscal Gustavo Ponce Asahad de participar de picadas ilegales que había denunciado la Municipalidad de Rosario.

Más información

Un auto atropelló a un niño y quedó grabado