Un hombre que adquirió un colectivo en un desarmadero de Roca, en Río Negro, encontró cinco kilos de cocaína ocultos en uno de los paneles del vehículo, tratándose de un inesperado hallazgo que sorprendió tanto al comprador como a las autoridades.

La droga hallada en el rodado fue valuada en unos 90 mil dólares, indicaron fuentes policiales a la prensa local. Al parecer, había permanecido muchos años escondida detrás del espejo del baño hasta que, de casualidad, fue encontrada por el vecino oriundo de Allen.

Según el hombre, el vehículo "no tenía motor y solo se trataba de la estructura del colectivo de dos pisos". Aclaró que lo compró para convertirlo en su vivienda, y nunca esperó encontrar los paquetes de cocaína, valuados en casi 15 millones de pesos.

Tras el insólito hallazgo, el comprador se presentó en la dependencia de la Policía Federal en Roca y realizó la denuncia. Rápidamente, los agentes activaron los protocolos para comenzar con la investigación pertinente, detallaron los voceros.

Las primeras impresiones de los efectivos policiales que llegaron al lugar y las pericias determinaron que la droga es de vieja data. "La cocaína tenía un color amarillento, lo que indica que llevaba en ese lugar muchos años", precisaron las fuentes.

El hombre encontró los paquetes mientras retiraba los paneles del habitáculo y del piso del colectivo con el objetivo de armar su casa.

Según estimaron los policías, los paquetes de droga estuvieron escondidos en ese lugar por cerca de dos décadas, indicó el diario Río Negro.

De acuerdo a su testimonio en la sede del Juzgado Federal, el hombre encontró los paquetes mientras retiraba los paneles del habitáculo y del piso del colectivo con el objetivo de armar su casa.

Cuando comenzó con los trabajos en el baño, al retirar el espejo pudo divisar que había un gran parche con una cinta tape azul, detrás de la cual aparecieron los cinco paquetes de papel madera.

El juez ordenó a los investigadores de la PFA que revisen cada hueco de la estructura. La Delegación de Toxicomanías de General Roca procedió a secuestrar la droga y desmantelar el resto del vehículo. 

Hasta el momento, se desconoce si encontraron más cocaína o si hay alguna pista de quién podría ser el dueño de la droga.

Sin embargo, por la cantidad de tiempo que el colectivo estuvo abandonado, fuentes ligadas a la investigación descartan que el cargamento esté relacionado con las organizaciones narco que cayeron en el último tiempo en la región.

En tanto, se informó que no se realizará ninguna otra medida judicial sobre el caso, debido a que por el tiempo transcurrido el delito ya está prescripto, según explicaron.

"Si estamos hablando que esta droga lleva escondida más de dos décadas, ya no hay delito que investigar”, reveló una fuente judicial a un diario local.