Durante los últimos días el otoño se instaló en la ciudad con sus bajas temperaturas y en las casas de venta de electrodomésticos comenzaron las consultas sobre calefacción, el problema son los precios. 

A la hora de comparar valores de la temporada pasada con la actual, puede percibirse la inflación: hubo un 60% de aumento en calefactores. 

Las posibilidades para calefaccionar una habitación son muchas y lo más pedido son electromésticos eléctricos. Las pantallas con distintos diseños tienen un mínimo de 20 mil pesos, un caloventor a tiro forzado con distintos tiempos y climatización rápida alcanza un valor mínimo de 11 mil. 

Pero hay para todos los bolsillos. Por debajo de ese precio están las clásicas estufas eléctricas que rondan los 4 mil. Otro es el tema de los aires acondicionados que el más económico cuesta 70 mil pesos sin tener en cuenta el dinero que lleva instalarlo. 

Con respecto al método de pago, la población apunta a 18 o 12 cuotas.