Un joven de Virginia, Estados Unidos, pasó de vivir en la calle a gozar una vida llena de lujos, manejando autos Lamborghini y viajando por todo el mundo, tras crear una empresa de marketing con la que logró convertirse en millonario en tan solo dos años. 

Branden Condy tiene 25 años y pasó muchas necesidades durante su infancia, a partir de que su madre se quedó sin trabajo y, previendo que no podrían seguir pagando el alquiler, el dueño del departamento donde vivía con su familia les dio 12 horas para que desalojaran el inmueble.  

Al quedar en la calle tuvieron que asearse en baños públicos y pedirle ayuda a sus conocidos, mientras que su madre trabajaba duro para asegurarle la comida a sus hijos. 

Condy fundó su propia empresa de marketing.

Tras muchos años complicados, su vida cambió y actualmente maneja autos deportivos, yates y compra propiedades alrededor del mundo, y decidió compartir sus secretos ya que considera que "cualquiera puede hacer lo mismo".

El estadounidense consiguió su primer trabajo a los 16 años, como bachero en un restaurante. Cuatro años después, empezó a limpiar yates y barcos para la gente adinerada de su ciudad, lo que despertó su objetivo de trabajar para conseguir una vida similar. 

"En ese momento (cuando era un niño) estaba asustado y perdido. De ahí viene mi impulso, porque no quiero que haya nadie en mi vida que esté en esa posición nunca más”, dijo el joven en diálogo con el Daily Mail.

El joven de 25 años lleva una lujosa vida gracias a su trabajo con las redes sociales.

Su éxito llegaría de la mano de las redes sociales, ya que poco a poco logró crear una compañía de marketing para Instagram llamada Branden Condy LLC, lo que también le abrió la puerta para invertir en el mercado inmobiliario y en Amazon.

"Ahorré todo el dinero que ganaba y comencé a trabajar para hacer crecer mis seguidores en Instagram. Leí un libro que decía que debía darme a conocer y llamar la atención, así que pensé que las redes me ayudarían a eso", le contó al diario británico.

Luego, reveló que empezó a seguir a diferentes emprendedores que tenían el estilo de vida al cual él aspiraba y se acercó a ellos para averiguar cómo lograron hacerlo. "Así es como conocí a mis nuevos socios comerciales", indicó.

Actualmente, Branden cuenta con más de 240.000 seguidores en Instagram, y aprovecha la red social para promocionar marcas y establecimientos y para compartir su lujoso estilo de vida.

"Mi ascenso proviene de un lugar algo diferente y, aunque casi odio admitirlo, en gran parte se debe al temor de que mi futuro se parezca mucho a mi pasado”, reflexionó el empresario estadounidense.

En su cuenta de Instagram postea fotos mostrando su estilo de vida.

El joven tiene su base en Miami, pero viaja por todo el mundo. En su perfil de Instagram, se lo puede ver de paseo por Hawái o París, en Francia.

De acuerdo a su testimonio, su próximo objetivo es comprarle una casa propia a su mamá para agradecerle por todo el esfuerzo que hizo para sacar a flote a su familia.

Branden logró hacer millones de dólares en tan solo dos años, y considera que cualquiera que lo desee podría seguir sus pasos con éxito. "Crean plenamente en ustedes y arriesguen siempre, porque yo lo viví y vale la pena. ¡Apuesten por ustedes mismos!", enfatizó.