El centro de Salud de Cabin 9 sufrió dos robos en las últimas 48 horas. Según relataron los trabajadores, en la madrugada del jueves los delincuentes robaron los caños de cobre de los aires acondicionados y en las primeras horas del viernes volvieron a ingresar para llevarse medicamentos y caloventores.

“Es una situación angustiante para todos nosotros porque le ponemos el lomo y venimos a trabajar todos los días. Que unos pocos entren y hagan este daño a algo que le estamos brindando a la población de acá, nos da mucha tristeza y angustia”, lamentó en Cada Día (El Tres), uno de los médicos.

Tras el primer robo, los médicos decidieron no hacer pública la situación y seguir trabajando ya que tenían una jornada de extracción de sangre. “Anoche volvieron a ingresar y se llevaron tres caloventores que nos habían mandado para soportar el frío y medicación, sobre todo analgésicos, ibuprofeno y psicofármacos”, sostuvo el profesional.

Hoy se pensó cerrar también pero seguimos igual, estamos vacunando contra el coronavirus porque la población lo necesita. Sea como sea tenemos que seguir trabajando”, añadió otro de los médicos del centro de salud.