El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó este martes a las 11 el nivel "amarillo" de alerta por tormentas fuertes para Rosario y la región.

Según el parte actualizado, "el área será afectada por tormentas, algunas localmente fuertes, acompañadas de intensas ráfagas, caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y fundamentalmente abundante caída de agua en cortos períodos". 

"Los valores de precipitación acumulada se estiman entre 40 y 70 milímetros, pudiendo ser superados de manera localizada", agrega el organismo y mantiene el alerta al menos hasta la tarde inclusive.

La ciudad estaba atravesada por una humedad alta (de 87% a las 11) con una temperatura de 26,9 grados y una sensación térmica de 29,3. Las precipitaciones se dieron desde la madrugada y por la mañana, según las zonas de la ciudad.

Por su parte, el Centro Integrado de Operaciones Rosario (Cior) recordó las recomendaciones vigentes: "evitar traslados innecesarios, no sacar los residuos y retirar de balcones y terrazas elementos que puedan ser trasladados con el viento". Por emergencias llamar al 103 de Defensa Civil.

Dos días de lluvias

 

Este martes llovió por la madrugada y durante la mañana en algunos puntos de la ciudad. Donde no, la humedad se sentía muy, pero muy pesada. El Servicio Meteorológico anticipó 48 horas más de agua.

De acuerdo al SMN, para este martes se esperan tormentas fuertes. El miércoles continuarían las lluvias durante todo el día y haría un poco más de calor: 29 grados de máxima.

Recién el jueves, el cielo dejaría de llover pero se mantendría gris con 29 grados de máxima también.