Aunque ya sin alerta, el pronóstico renueva las posibilidades de mal tiempo para este miércoles que, curiosamente, amanece bajo las estrellas. El aire cargado de humedad huele a tierra mojada e incluso zumban mosquitos y caminan muy despacito los caracoles. 

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indica lloviznas y chaparrones para todo el día. También niebla para la noche. Durante la mañana, el viento vendrá del oeste, a la tarde desde el sudeste y hacia la noche llegará desde el este. 

El termómetro viene arriba. Unos 17 grados marcaba antes de las 7 de la mañana y se prevé que trepe a un máximo de 21 grados.