El intendente de la ciudad de Arroyo Seco, Nizar Esper dio positivo de alcoholemia durante un control de tránsito que le realizaron en Rosario. El mandatario de la vecina localidad presentó 0,3 gramos de alcohol en sangre y tuvo que ceder el manejo para evitar que le secuestren su automóvil.

El operativo de tránsito en el que detectaron el alcohol positivo de Esper ocurrió el pasado jueves 12 de mayo cerca de las 23.30, pero trascendió recién este viernes. El intendente de Arroyo Seco se desplazaba en su auto por la zona de Salta entre Alvear y Oroño cuando fue retenido en el control que habitualmente está en ese lugar.

Al hacerle el análisis de alcoholemia, el resultado fue de 0,3. Como en Rosario rige la ordenanza de alcoholemia cero, se le labró un acta al intendente y se le dio la posibilidad de hacer la sesión de manejo por lo que tuvo que llamar a otra persona para que se acerque al lugar para poder continuar el viaje.