Un hombre se convirtió en el salvador menos pensado de más de una docena de personas, que fueron contratadas para un nuevo empleo en Porto Alegre, Brasil. El protagonista de la historia los ayudó de una forma poco convencional: rescató currículums de la basura y los repartió. 

Se trata de Kaká D’Ávila, un concejal de esa ciudad brasilera que sacó varios CV del tacho, los rehizo por completo y luego los entregó en distintos lugares. A través de una publicación en su cuenta de Instagram, el funcionario compartió el resultado: a partir de los más de 60 papeles entregados, hubo 14 personas que consiguieron empleo.

"¡Absurdo! ¡Esta semana encontré 62 currículums en la basura de la calle! ¡Es una falta de respeto a los desempleados! ¡Reuní cada currículum arrugado y los rehice todos! Y para realzar cada uno de ellos, creé este "Currículum Joyería". Y así es como voy a las empresas para distribuir estos currículums. ¡Algunos incluso han sido contratados!", escribió Kaká en la red social.

El hombre aseguró que cumplió con "lo que todos deberían hacer en esta situación" y concluyó: "Detrás de cada hoja de papel hay una vida que merece respeto".