Apple es reconocida mundialmente por ser la compañía que fabrica el iPhone y otros productos, como las computadoras MacBook, cuya calidad y reputación a nivel internacional es indiscutible. Por esto, miles de personas aspiran a trabajar en la tecnológica que se mantiene como la empresa más valiosa del mundo.

Pero llegar a trabajar en Apple no es un desafío sencillo, empezando por las tres pruebas que realizan durante las entrevistas de trabajo para medir la aptitud social, de competencia y de trabajo en equipo.

Evaluación previa

En una entrevista de trabajo típica de Apple, lo primero que hacen los candidatos es participar de una videollamada de 10 minutos. Sin embargo, desde poco más de un minuto antes del inicio formal, el reclutador hace una serie de preguntas para "romper el hielo".

Aunque podrían parecer poco relevantes, lo que hace el entrevistador en esta instancia es evaluar cómo responde el candidato a preguntas triviales, qué tan cómodo se siente respondiéndolas y qué tan respetuoso es cuando lo hace.

Preguntas grupales

Las entrevistas grupales que hacen en la empresa no son solo para ahorrar tiempo, sino además para poder ver cómo se comportan los candidatos al desarrollar una actividad al mismo tiempo que los demás.

En 2021, el salario medio anual de los trabajadores de Apple fue de USD 68.000.

Durante esta etapa de las entrevistas, las preguntas están dirigidas a todos por igual y pueden responderse sin seguir un orden específico. Esto ayuda a la empresa a identificar en qué equipos podría adaptarse mejor cada nuevo empleado.

A partir de los resultados de esta etapa, los reclutadores pueden tener un indicio de cómo se desenvolvería el candidato al momento de realizar una sesión de brainstorming, como así también de su capacidad para expresarse en reuniones de equipos.

Evolución de las dinámicas grupales

Las dos etapas previas le permiten a los reclutadores analizar la actitud de cada candidato a la hora de desenvolverse tanto a nivel individual como grupal, y también conocer su comportamiento mientras compiten con otros por un puesto.

La idea de la compañía ver el nivel de compenetración del candidato con el equipo al que podría llegar a pertenecer.