Dos aviones protagonizaron un escalofriante choque en Estados Unidos mientras volaban cerca de Denver, Colorado, y tuvieron que maniobrar para realizar aterrizajes de emergencia, uno de ellos con un enorme agujero en el fuselaje.

De acuerdo con reportes locales, un Metroliner de Key Lime Air se encontraba en una aproximación visual hacia la pista 17L del Aeropuerto Internacional Centennial de Denver, cuando chocó con un Cirrus SR-22 que también iba en dirección a la pista.

Los tripulantes de uno de los aviones desplegaron un paracaídas y aterrizaron en un campo.

El Metroliner sufrió graves daños en su parte trasera y logró aterrizar en el Aeropuerto, mientras que las dos personas a bordo del Cirrus SR-22 activaron los paracaídas de su aeronave y aterrizaron en un campo, sin sufrir lesiones, pese a que la aeronave se partió. 

El piloto salió caminando junto con un pasajero, según testigos. "Estaba en la cocina, escuché un fuerte estruendo y salí corriendo a mi patio", dijo Shelly Whitehead, vecina del lugar.

El Metroliner pudo aterrizar incluso con los daños que sufrió en la parte trasera del fuselaje. 

En el audio de la torre de control, difundido por medios estadounidenses, se escucha como un controlador aéreo intentaba comunicarse con la aeronave y les informó que los vehículos de emergencia estaban en camino hacia el lugar. 

Los bomberos y patrulleros del Sheriff del Condado de Arapahoe llegaron enseguida y asistieron a los pasajeros.

Whitehead dijo que era un milagro que los aviones o los escombros no cayeran sobre casas del barrio cercano al aeropuerto, y también contó que siempre se preguntó si este tipo de incidente podría suceder ya que vive debajo de la línea de vuelo. 

"Fue un poco aterrador, pero al mismo tiempo me sorprendió que ocurriera. Fue justo en nuestro patio trasero", dijo Whitehead.

Lo que quedó del Cirrus SR-22 involucrado en el accidente.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) informó que "está investigando la colisión aérea ocurrida el 12 de mayo de 2021 entre un Metroliner y un Cirrus cerca de Denver, Colorado".

"No se reportaron lesiones conectadas con la colisión. Los reportes iniciales indican que la colisión ocurrió mientras las aeronaves aterrizaban", informó el organismo.