El rector de la UNR Franco Bartolacci firmó el contrato de alquiler para sumar el edificio de Sarmiento 784 a la Universidad Nacional de Rosario. Se trata de un espacio de 5 pisos donde funcionará el Programa de Universidad Abierta para Adultos y Adultas Mayores (PROUAPAM), la Escuela de Oficios, el Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) y el programa UNR GLOBAL, orientado a la proyección internacional de la institución.

La UNR detalló que “el espacio se encuentra emplazado en el microcentro de la ciudad, en una emblemática y tradicional esquina, accesible a todos los medios de transporte públicos”. Desde el ingreso por calle Sarmiento cuenta con una recepción, dos ascensores y escaleras que llevan a los 5 pisos de aulas y oficinas.

El Programa Universidad Abierta para Adultos Mayores es una propuesta pedagógica que cuenta con la participación de más de 3.500 personas en diversas propuestas de formación: tiene más de cuarenta cursos y talleres programados para este año.

“El programa de Universidad Abierta para Adultos y Adultas mayores es parte del orgullo de todo lo que hemos construido desde la Universidad Pública. Una herramienta que sabemos es muy importante para la ciudad toda, no sólo por los cursos de excelencia que ofrece, sino por todo lo que garantiza desde una perspectiva social y cultural, en materia de integración y sociabilización que para adultas y adultos mayores es muy importante. Por eso vamos a profundizarlo, y en ese camino, necesitábamos garantizar un espacio propio, un edificio de referencia para nuclear toda la actividad. Nada mejor que hacerlo en un edificio emblemática de la ciudad, en un lugar estratégico que también aporta a la revitalización del centro”, sostuvo Franco Bartolacci.

El hall de ingreso al edificio (Prensa UNR)

Los cursos son abiertos a toda la comunidad y el único requisito para inscribirse es ser mayor de 50 años al momento de anotarse.

“Es un espacio de formación, de acompañamiento, de asistencia, genera instancias de socialización y de encuentro. Cuando uno conversa con quienes asisten, las experiencias de lo que se genera en cada actividad y en lo que sucede en su contexto es maravilloso. Esa relevancia necesitaba de la jerarquización de la Universidad asignándole un espacio propio, y con este nuevo edificio lo estamos haciendo”, sostuvo Bartolacci.

Además, la Universidad confirmó que el lugar que será sede de Adultos Mayores, dedicará también espacios a la Escuela de Oficios, otra iniciativa que lanzó la UNR el año pasado y este semestre tiene más de 3500 estudiantes cursando. Asimismo, se alojará allí UNR GLOBAL, un espacio que trabaja con la proyección internacional de la universidad local, junto a espacios de uso común para instancias de capacitación de diversa índole que la UNR desarrolla.