Los brigadistas que combaten los incendios desatados en cercanías del lago Steffen, entre El Bolsón y Bariloche, en Río Negro, protestaron de forma pública porque les dieron de comer pollo crudo, al menos a algunos de ellos.

Los bomberos luchan durante horas contra las llamas que ya cruzaron la Ruta 40 entre ambas localidades pasan horas expuestos al sofocante calor del fuego y a un clima que no ayuda a que la situación mejore.

Para reponer energías toman descansos en los que aprovechan para alimentarse y refrigerarse para luego volver a sus puestos.

Una de las viandas que les fueron enviadas constaba de un sándwich de milanesa de pollo, y en las imágenes que los mismos brigadistas compartieron se observa que al menos una de las unidades estaba visiblemente cruda.

El video fue compartido y viralizado en minutos, causando la indignación de la población en general por poner en peligro la salud de quienes entregan su tiempo, energía y salud para detener los incendios en la Cordillera.