El régimen norcoreano difundió imágenes de una exhibición militar en la que soldados del país asiático resisten palazos, rompen ladrillos con las manos y se acuestan sobre botellas rotas, entre otras impresionantes pruebas físicas.

El registro audiovisual revela lo que sería parte del entrenamiento de los militares que conforman la fuerza del dictador Kim Jong-un, quien estuvo presente en la tribuna del recinto en el que se realizó la práctica.

El video comienza mostrando como los uniformados rompen bloques de concreto con una sola patada y hasta con un cabezazo, sin manifestar dolor y saliendo ilesos del ejercicio. Mientras tanto, el dictador de Corea del Norte los observaba extasiado desde su trono en la tribuna.

La demostración es aplaudida por militares y funcionarios del régimen que acompañan a Kim en la tarima. Entre los espectadores también estaba la hermana del dictador, Kim Yo-jon.

El video también muestra como las manos, codos y antebrazos de los soldados son golpeados con martillos para demoliciones, y bajo el mismo impulso rompen otros ladrillos de concreto.

Una de las escenas más impactantes muestra a uno de los militares apoyando su espalda sobre un colchón de clavos, mientras dos de sus compañeros rompen sobre su abdomen un gran bloque de cemento. También sorprende la imagen de otros dos militares que doblan una vara de acero empujándola con sus cuellos.

El régimen de Kim Jong-un ha hecho de cada evento militar una oportunidad para el alarde de su equipamiento y de la capacitación de sus funcionarios de defensa.