Un nene de 8 años llamado Matías permanecía internado en terapia intensiva con serias lesiones en sus órganos luego de caer el viernes pasado en una alcantarilla de Granadero Baigorria a la que le faltaba la tapa porque se la habían robado.

Como faltaba señalización, los vecinos pusieron ramas para advertir por el peligroso hueco pero el chico no lo vio y se clavó uno de los palos luego de tropezar.

La hermana del nene contó al programa Telenoche Rosario (El Tres) que el hecho ocurrió el viernes por la tarde en la zona de García Lorca y Franklin.

El chico volvía a su casa luego de jugar con unos amiguitos en un campito y caminaba de espalda hablando con los otros chicos.

“Al caer se clavó un palo en el hígado, diafragma y el pulmón”, contó la hermana de Matías y agregó que luego del hecho el niño no podía respirar y fue trasladado de urgencia para una operación. Desde ese día, el chico está internado en sala de cuidados intensivos. 

“Desde Aguas Santafesinas no recibimos ningún apoyo ni siquiera una llamada para ver cómo permanece Matías”, se quejó la hermana del chico.

Luego de la difusión del caso en Telenoche varios espectadores relataron los distintos accidentes que sufrieron por alcantarillas sin tapa o por falta de señalización en la vía pública.

Un niño cayó en una boca de tormenta y una rama le perforó varios órganos