El contrapunto entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial en relación a la seguridad sigue vigente al compás de los delitos. La expresión popular “tirarse la pelota” puede ser la más descriptiva para contar el cruce de declaraciones entre el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro y distintos actores de la Justicia provincial. Un nuevo capítulo sumó hoy el ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Daniel Erbetta, quien negó que exista una “puerta giratoria” para quienes delinquen y, por el contrario, alertó sobre el crecimiento “preocupante” de la tasa de presos.

En diálogo con el programa Radiópolis de Radio 2, Erbetta aseguró: “No hay puerta giratoria, ésa es una construcción de algunos sectores que no manejan datos de la realidad usan funcionalmente esta expresión no sé con qué expectativa”. E insistió: “No hay puerta giratoria porque existe un dato preocupante, un crecimiento geométrico de los presos si se hace una comparación con el crecimiento demográfico en la provincia. Se puede proyectar que en 70 años vamos a tener que estar presos en los domicilios particulares”.

Según precisó, en 2010 había 3500 personas detenidas en la provincia, en 2014 fueron 4500 y este año son 6500. “Se trata de una tasa de crecimiento preocupante”, alertó y señaló en ese sentido: “El mismo Servicio Penitenciario declaró que a pesar de las nuevas cárceles están sobrecargadas”.

Luego, en relación a los planteos de Pullaro tras la detención del delincuente que intentó asaltar un minimarket en Zeballos al 1700, observó: “Hay error de generalización en Pullaro, lo que hay son casos concretos. Pero no se puede construir una teoría de la puerta giratoria por eso, eso se da contra la pared cuando hay datos concretos. Es lo mismo que decir que toda la Policía es corrupta y la Policía depende de Pullaro”. Por último, reiteró que “se mete mucha gente presa y es preocupante”.