Otra vez un automóvil cayó en un pozo que hizo la empresa Aguas Santafesinas sobre una de las calles de la ciudad para reparar pérdidas. A primera hora de este viernes el vehículo circulaba con dos ocupantes por Cafferata al 1100 y termin. incrustando su parte delantera en el socavón.

El pozo en cuestión tiene más de tres metros de profundidad y contaba con las vallas preventivas. Afortunadamente el accidente de tránsito no pasó a mayores debido a que el ancho del agujero era menor al del auto, por lo que solo quedó incrustado y con daños materiales en las ruedas y ópticas.

Según informó el periodista Ariel Borderi (Radio 2) desde el lugar, el auto era un Ford Taunus y tenía dos ocupantes dentro que fueron rescatados por unos seis agentes de la policía motorizada y atendidos por personal del Sies. 

Al momento de salir del vehículo, tanto el conductor como su ocupante mostraban dificultad para expresarse y también para caminar, aparentando estar ambos en estado de ebriedad.