Este sábado por la mañana una dotación de bomberos y una ambulancia tuvieron que asistir a un hombre que pintaba el subsuelo de un edificio. El trabajador se intoxicó al inhalar la mezcla de solvente y pintura. Fue derivado con oxigeno a una dependencia médica.

El hecho ocurrió en un edificio de Pueyrredón entre Córdoba y Rioja: “Cuando llegó nuestra dotación nos informaron que un operario había quedado atrapado en el subsuelo, intoxicado con pintura”, dijo uno de los bomberos que asistió al trabajador.

Los bomberos sacaron del subsuelo al hombre mediante un sistema de cuerdas y un chaleco especial para el rescate: “Una vez que terminamos esa tarea, se lo entregamos al personal delSies”, agregó uno de los asistentes en diálogo con el móvil de Radio 2.

“Estaba trabajando en un subsuelo reducido, que se lo llama lugares confinados, porque son lugares muy chiquitos, no aptos para ser habitados, y lo que pasó es que la mezcla de pintura y el solvente eliminó el aire del ambiente”, indicaron.

Finalmente, quienes conocen el trabajo indicaron que estas tareas que se hacen en espacios cerrados deben contar con ventilación mecánica y, probablemente, este no haya sido el caso.