Un hombre de 45 años murió tras ser atacado por una perra pitbull de 2 años este viernes a la tarde en un predio de Timbúes donde la Policía encontró, después, otros 58 animales de granja cuyo titular no pudo mostrar documentación alguna.

El hecho ocurrió en el kilómetro 338 de la ruta 11, barrio Saborido Norte, de esa localidad ubicada al norte de Rosario y fue tipificado por la Policía en un primer momento como “muerte por ataque de can”

La víctima fue identificada como Loenel Tosato y el cuerpo sin vida tenía heridas en distintas partes, como en brazos y pantorrilla, informaron fuentes policiales.

El hombre con dirección en Rosario seria propietario del lugar y habría sido atacado por la pitbull blanca que es del inquilino, un hombre de 56 años.

La perra fue hallada atada en la casa lindera con “manchas de sangre”, añadieron las fuentes. Eso desató una investigación por “homicidio culposo por omisión de custodia”.

La causa incluyó a personal de la Sección Ecológica de la Policía Comunitaria. Ya de noche, cerca de las 20, los agentes especializados se llevaron a la pitbull blanca de 2 años para trasladar y dejar en custodia del Imusa, mientras se siguen los pasos legales.

En ese procedimiento, constataron que en el lugar también había otros 58 animales cuyo titular no pudo mostrar documentación alguna. Se trata de 47 porcinos, seis vacas, un toro, dos caballos y otros dos perros.

El titular reconoció no poseer ningún tipo de documentación, como así tampoco aportó carnet sanitario de los mismos. “Se dejó en carácter de depositario judicial la totalidad de estos animales, a fin de darle intervención a Senasa”, aclaró el parte oficial.