Crystal Jackson y su esposo tiene tres hijos y en las últimas semanas comenzaron a pasar malos días. Todo comenzó cuando se dio a conocer entre la comunidad que el matrimonio forma parte de una red en internet donde comparten fotos subidas de tono.

La familia que vive en Sacramento, Estados Unidos, recaudan una suma de 150.000 dólares por mes con la venta de sus imágenes online en sitios de contenido sexual.

Pero esta suma de dinero no es suficiente para los problemas que enfrentan.
En los últimos días, la mujer recibió un correo electrónico por parte del director del colegio al que asistían sus tres hijos.

"Su aparente búsqueda de una controversia de alto perfil en apoyo de su sitio web para adultos está en conflicto directo con lo que esperamos impartir a nuestros estudiantes", indica el mensaje que le llegó a Crystal Jackson.

Con estas palabras el director del colegio católico, llamado East Sacramento, le informaba que los tres menos debían dejar de asistir a la institución. Ahora, la mujer de 44 años junto a su esposo se encuentran en la búsqueda de una nueva escuela católica para sus hijos, siendo que es la formación que ambos quieren para los pequeños.

Sin embargo ante los medios locales no dejó de mostrar su indignación, siendo que días antes de esta decisión que tomó el directivo se enteró que los demás padres de los niños que asistan a la institución habían comenzado una campaña en su contra.

"Era algo que se suponía sería un secreto de nuestro matrimonio. Ellas piensan que debo tener relaciones con todos los hombres y no es así. Es solo una fantasía de esposa", indicó la madre dejando en claro que todo se trata de lo virtual y que el matrimonio realiza esto de forma conjunta como diversión para ambos, según publicó LaCien.