China lanzó su primer satélite de exploración solar con la cual realizará detallados registros de la actividad solar y enviará imágenes a la Tierra, anunció la Administración Espacial Nacional de China.

El satélite, que pesa 510 kilogramos y tiene una vida útil de 3 años, se lanzó desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Taiyuan, en la provincia septentrional de Shanxi, a las 18:51 del jueves (hora local).

La principal carga útil del aparato es un espectrómetro, que recogerá imágenes del Sol en un espectro determinado con el fin de ayudar a los investigadores chinos a observar los cambios que se producen durante las erupciones solares, como los cambios en su temperatura y velocidad atmosféricas.

Este vehículo espacial, que lleva el nombre de la diosa solar en la mitología china, Xihe, correrá en la órbita crepuscular sincronizada con el Sol a una altitud orbital de 517 km.

El diseño incluye la separación de la cabina de la plataforma y la cabina de la carga útil, lo que garantiza una precisión de señalamiento ultraelevada y la estabilidad de la carga útil, según publicó RT.