Una escena llamativa y violenta se vivió cuando un comerciante que cerraba su negocio, y al ver que motochorros huían después de cometer un delito, les arrojó una reja a las ruedas de los rodados, haciéndolos caer al piso. 

Según publica el sitio Nexofin, un comerciante de la localidad de San Vicente que cerraba su local vio que un grupo de vecinos corrían a dos motos y no lo dudó: les arrojó la reja al pavimento y ambos delincuentes cayeron.

En las imágenes se puede ver cómo los ladrones caen duro contra la calzada. Dos de ellos lograron escapar corriendo, mientras que un tercero, supuestamente el que huía con la moto robada, quedó golpeado en el piso. 

La víctima logró recuperar la motocicleta.