Javier Milei no pudo controlar su nervios en Uruguay, quizás porque no fue casi nadie a una conferencia que convocó en el país vecino, y estalló de furia contra los pocos asistentes al auditorio cuando éstos, algo aburridos, comenzaron a hacer ruido. 

El político que sacó una buena cantidad de votos en las últimas elecciones en Capital Federal, se envalentonó con ese antecedente y se fue a dar una conferencia en Uruguay.

De hecho, el propio político que se dice "enemigo de las castas" admitió en los últimos días que finalmente aceptó vacunarse contra el coronavirus -se manifestaba en contra de la vacunación- para poder viajar y facturar por estas presentaciones en el exterior sobre sus ideas económicas. 

En medio de su disertación, ante un puñado de asistentes y mientras hablaba del tema combustibles, Milei estalló de furia contra quienes hacían ruido, quizás algo aburridos con su exposición. 

"Hay alguna forma de que paren de hacer ruido, de de moverse y de hacer cosas que irritan al que expone", fue la nerviosa reacción de Milei.