Un equipo de científicos descubrió una nueva especie del género de dendrohyrax, conocido también como damanes arborícolas, que habita en África occidental y central.

Durante una expedición en el 2009 a Nigeria, los investigadores escucharon una curiosa llamada nocturna, parecida a un ladrido, que fue producida por un pequeño mamífero herbívoro, anteriormente desconocido. El animal, bautizado Dendrohyrax interfluvialis, vive en los bosques húmedos y secos en las regiones costeras del sureste de Ghana, el sur de Togo y Benín, y el suroeste de Nigeria. 

Los dendrohyrax adultos suelen pesar entre 2,2 y 3,1 kilos y tienen el tamaño de una marmota, pero están estrechamente relacionados con los elefantes y los manatíes. Suelen considerarse nocturnos y arborícolas, pero su comportamiento ha resultado difícil de estudiar, en parte porque, a diferencia de la mayoría de los mamíferos nocturnos de África, sus ojos no brillan por la noche, lo que dificulta su detección, explicaron los investigadores. 

Los científicos basaron sus conclusiones en el análisis de 418 grabaciones de llamadas de damanes arborícolas, realizadas entre 1968 y 2020 en 12 países, y en el estudio de las diferencias anatómicas y genéticas que identificaron entre las poblaciones de estos mamíferos en diferentes regiones, según publicó RT. 

"A veces, un oído agudo es tan importante como un ojo afilado", afirmó Eric Sargis, antropólogo del Museo de Historia Natural Peabody de Yale.

"Mis coautores John Oates y Simon Bearder estaban en Nigeria en el 2009 investigando a los galágidos, un grupo de primates, cuando se dieron cuenta de que las llamadas de los damanes eran diferentes a un lado del río Níger y al otro. Todas las pruebas que estudiamos posteriormente, incluidas las vocalizaciones distintivas, apuntan a una especie única en los bosques entre los ríos Níger y Volta", señaló.