Piti Fernández, cantante de Las Pastillas del Abuelo, se presentó este miércoles por la noche en Comodoro Rivadavia. Luego de las restricciones por la pandemia de coronavirus, el público del lugar podía disfrutar de música en vivo. En un momento del recital, los fans fueron testigos de algo que no estaba en los planes. Un joven, llamado Sebastián Marín, dejó por unos minutos a su novia Gabriela Nieto con la excusa de ir al baño. Pero cambió el camino y se dirigió derecho al escenario.

El muchacho tomó el micrófono, ante la sorpresa del público, y comentó primero la victoria de Boca sobre River, por la Copa Argentina. Luego fue directo, mirando a su novia, le dijo: “Gabi, sos el amor de mi vida. Tenemos una familia ya formada, falta la frutillita del postre”. Ella, emocionada, subió para estar a su lado. 

Sebastián se arrodilló y mirándola fijo le dijo: “¿Te querés casar conmigo?”. La respuesta llegó con un fuerte abrazo y un beso. Por supuesto, la audiencia acompañó con una ovación la propuesta.

Una publicación compartida de Rosario3 (@rosariotres)

“Toda la buena onda. Me dijeron de entrada que sí. La gente me ayudó a que sea sorpresa hasta último momento. Por suerte no se lo esperaba y me dio el si. Tenemos que poner la fecha, quiero que sea este año”, contó Sebastián después del particular momento a Radio del Mar.

“Hace unos años me dijo que en el próximo recital lo iba a pedir y pensé que era joda. Cuando fue al baño y lo vi pasar para adelante, me empezó a temblar todo”, confesó Gabriela. La pareja tiene dos chicos y están juntos desde hace ocho años. También revelaron que se conocen desde la infancia ya que eran vecinos.