Un policía de Mendoza se anotó para entrar a la casa de Gran Hermano, reality show que empezará en los próximos meses, y publicó un video en el que cuenta que “podría ser bipolar”. Ante esto, lo separaron de la fuerza de manera preventiva, lo derivaron a un psicólogo y le quitaron el arma reglamentaria. 

“A veces creo que podría ser bipolar”, fue la frase que deslizó Alejandro Domínguez, el oficial de 31 años que se postuló para el reality y subió el video a sus redes sociales, y que motivó a la Inspección General de Seguridad (IGS) de la provincia a separarlo preventivamente. 

“Dispusimos que sea separado de la fuerza y el retiro del arma reglamentaria en base a lo que contó en el video. Fue una medida que se tomó siguiendo el protocolo de estas situaciones y ahora llegará el momento de iniciar un sumario y que la semana que viene sea citado para que ejerza su derecho de defensa”, destacó el director de la IGS, Marcelo Puertas, según informó el diario Los Andes.

En el video que dura un minuto se observa al Policía con su uniforme reglamentario hablando a cámara. “Mi nombre es Alejandro, tengo 31 años, soy de la provincia de Mendoza y soy policía. Necesito entrar a la casa de ‘Gran Hermano’ porque siempre fue mi sueño. Lo sigo desde ediciones anteriores y me llama mucho la atención. Más allá del premio, vamos por la fama, el hacerse conocido”, comienza diciendo.

Una de las ediciones de Gran Hermano en Argentina.

Luego, dijo la frase de la polémica que provocó la intervención de la cartera de seguridad mendocina: “¿Qué puedo aportar? Creo que todos tenemos algo para aportar al programa, a la casa y al juego. Tengo una personalidad bastante fuerte y un carácter bastante fuerte, también. Y hasta a veces creo que podría ser bipolar”.

De acuerdo a lo informado desde Mendoza, ahora quedó a disposición de Sanidad Policial, dependencia que deberá someter a Alejandro Domínguez a un exhaustivo examen psicológico y psiquiátrico.