Gato sin botas y en la nieve

El michino contradice eso de que “a los gatos no le gusta el frío” y pasea, con correa y junto a su dueña, por los gélidos senderos de Noruega. Mirá
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios