Lo más importante

La broma de la escultura en el museo

Es la típica. Alguien prepara una cámara oculta, arma una puesta en escena con una advertencia gancho y espera que el público muerda el anzuelo. Pues bien, el artista Erik Pilot esculpió la cabeza de un hombre y en la vitrina puso el siguiente cártel de alerta: “Cuidado, no lo mire a los ojos”. ¡Y adivinen qué pasó!
0 Comentarios
0 Comentarios

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo

0

Detienen a conductor que circulaba sin una rueda

El municipio remitió casi 60 vehículos al corralón entre el jueves y el domingo. Entre los procedimientos, un hombre quedó detenido, ya que que iba en su auto sin un neumático, sacando chispazos en la calle
Ver mas