Lo más importante

ACV: dos de cada tres víctimas mortales son mujeres

Actualmente el Accidente Cerebro Vascular se está llevando más vidas que el cáncer de mama en la población femenina mundial
0 Comentarios
0 Comentarios

Vale la pena tomar conciencia de este problema que, en ocasiones, actúa sin que nos demos cuenta, cuestión por la que debemos conocer los factores de riesgo asociados al accidente cerebrovascular (ACV). Una buena prevención y unos hábitos de vida más saludables pueden servirnos de ayuda en muchos casos.

Accidente cerebrovascular: factores que hay que tener en cuenta

1. Cuidado con las terapias hormonales

Son muchas las mujeres que se someten cada año a complejas terapias hormonales para contrarrestar los efectos de la menopausia. A largo plazo, este tipo de tratamientos suelen ocasionar otros problemas de salud, siendo precisamente los accidentes cerebrovasculares uno de ellos.

Importante saber también que muchas pastillas anticonceptivas que solemos utilizar pueden tener efectos secundarios el día de mañana. Lo mejor será siempre consultar con nuestro ginecólogo qué riesgos suelen conllevar este tipo de tratamientos.

2. La hipertensión

La tensión elevada suele ser ese enemigo silencioso que altera muchas de nuestras funciones vitales, casi sin que nos demos cuenta. Son muchas las personas que, por ejemplo, no sabían que tenían hipertensión hasta que sufren un accidente cerebrovascular. La sugerencia es realizarse chequeos periódiocos. No cuesta nada y un acto tan sencillo como controlar la presión arterial puede significar mucho.

3. Cuidado con esos kilos de más

La obesidad no es saludable, todas lo sabemos. También somos conscientes de que cuando llega cierta edad, nuestro metabolismo cambia y acabamos acumulando unos molestos kilos de más en la zona del vientre. Si es este tu caso, ponete en manos de un nutricionista para que te ayude a eliminar esa grasa. De volverse algo crónico, puede elevarse peligrosamente el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.

4. ¿Sufrís migrañas?

Las migrañas suelen ser más habituales en las mujeres que en los hombres. 

Los neurólogos indican que este tipo de cefaleas suelen estar asociadas a muchos problemas isquémicos y riesgos de infartos cerebrales, debido precisamente al papel de los vasos sanguíneos en la fisiopatología de la migraña. ¿Qué hacer? Seguí siempre la prescripción que te ponga tu médico y cuidá tu alimentación: existen muchos alimentos que pueden actuar como detonantes de la migraña.

5. Enfermedades cardiovasculares

Los médicos lo tienen claro: las mujeres suelen tardar más que los hombres a ir al médico cuando notan algún problema. Ante cualquier síntoma extraño, se lo suele asociar al cansancio o los problemas diarios. 

Cualquier cosa extraña que percibas, consultala con de tu médico. Las mujeres exteriorizamos los problemas cardíacos de un modo diferente al de los hombres, así que poné atención a esa presión en el pecho, a esos ahogos cuando subes escaleras o incluso a tu dolor de cuello o mandíbula. Podrías tener un problema serio y no ser consciente de ello.

6. La importancia de realizarnos análisis de sangre periódicos

Además de ver nuestro nivel de colesterol o triglicéridos, hay otro factor relevante que nos puede dar una pista acerca del riesgo de padecer un accidente cardiovascular: el número elevado de glóbulos rojos. Es un síntoma de que nuestra sangre está más espesa y, por tanto, un riesgo importante que tener en cuenta.

Pautá con tu médico revisiones periódicas con las que poder prevenir muchos de estos problemas. 

7. ¿Sufrís apnea del sueño?

En ocasiones no le damos importancia a cosas tan simples como el roncar por la noche. Este comportamiento no es bueno ni saludable. Debés saber que la apnea obstructiva del sueño (AOS) es uno de los principales factores de riesgo cerebrovascular. ¿La razón? Eleva nuestra presión sanguínea y baja, a su vez, el oxígeno en la sangre.

Si sufrís apnea del sueño, ponelo en conocimiento de tu médico.

¿Se puede prevenir un accidente cerebrovascular?

No hay una fórmula mágica para prevenir muchas de estas enfermedades serias. En ocasiones, el simple hecho de tener antecedentes familiares puede determinar un mayor riesgo, pero lo que sí podemos hacer es prevenir. Esforzarnos en llevar una buena calidad de vida, donde eliminar posibles riesgos de padecer un accidente cardiovascular.

 

 

Fuente: mejorconsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo