Andá a barrer la vereda: campaña municipal de limpieza urbana

A través de actores, se promovió en Barrio Abasto, la importancia de mantener despejadas las acercas en esta época de caída de hojas. Los beneficios de hacer del barrido una sana costumbre

     Comentarios
     Comentarios

La Municipalidad de Rosario renovó sus acciones a favor de mantener limpias las veredas en esta época del año en que los árboles pierden sus hojas. Hoy, la iniciativa tuvo lugar en Barrio Abasto en donde los vecinos recibieron información acerca de los beneficios de hacer del barrido una costumbre.

De acuerdo a fuentes oficiales, en inmediaciones de Cerrito al 1400, un conjunto de actores convocaron a los vecinos a incorporar el hábito de barrer las veredas, una práctica que con la llegada del otoño se torna vital para la limpieza de la ciudad.

La actividad fue organizada por el Municipio, quien a través de esta iniciativa busca visibilizar el aporte necesario de los vecinos en el barrido de las aceras. Más allá de la responsabilidad del Estado de brindar un servicio de barrido de calidad, es siempre necesario el aporte ciudadano para tener una ciudad más limpia. Cabe recordar, además, que es responsabilidad de los vecinos frentistas mantener limpia la vereda, de acuerdo a la ordenanza Nº 7.600/2003.

Junto con la intervención artística, el Ejecutivo colocó cartelería alusiva a la campaña, del mismo modo que personal de la Dirección General de Higiene Urbana realiza tareas de divulgación y entrega folletería bajo puerta con los beneficios que implican que se barran las veredas.

"A través de una intervención en la cotidianeidad de los ciudadanos y una posterior comunicación territorial, se procura visibilizar el aporte necesario de las rosarinas y los rosarinos en el barrido de las veredas durante la época de mayor caída de hojas", resaltó Luciano Marelli, a cargo del área de Higiene Urbana.

No hay que olvidar que las hojas de árboles, son un residuo orgánico y que puede utilizarse para producir compost, una abono natural de alto contenido de nutrientes. De esta forma se minimiza la cantidad de materiales que se envían al relleno sanitario.

"Se incentiva a todos a tomar una acción participativa, teniendo como premisa que cuando el compromiso se asume colectivamente, esta pequeña tarea diaria de barrer la vereda es transformadora, ayudando a mantener limpia la ciudad y evitar complicaciones en tiempos de lluvias y tormentas", continuó el funcionario.

Una ciudad más limpia

Es fundamental sobre todo en época de caída de hojas tener el hábito de barrer, embolsar y disponer correctamente las hojas para tener una ciudad más limpia y evitar que se obstaculicen bocas de tormenta.

Además del barrido cotidiano, se solicita juntar y embolsar luego las hojas. Al mismo tiempo, se advierte que las hojas no deben quemarse, porque al ser incineradas liberan dióxido y monóxido de carbono, que son los gases causantes del efecto invernadero.

Con esta campaña, la Municipalidad continúa en la misma línea por la que años anteriores realizaron intervenciones con el sistema de recolección de verdes y voluminosos y este año con los deshechos de los perros y gatos en las plazas y parques.

Comentarios