Lo más importante

“Antes, fumar era de ganador, nadie decía que el cigarrillo mataba”

Gracias a un fallo judicial inédito, Hugo César Lespada deberá ser indeminizado por la tabacalera Massalin Particulares SA, por el daño que le causa fumar. “Soy adicto a la nicotina y necesito un buen tratamiento”, dijo y reconoció que acababa de tirar una colilla a la calle

0 Comentarios
0 Comentarios

Hugo César Lespada deberá ser indemnizado por la tabacalera Massalin Particulares SA, luego de que a través de un fallo judicial inédito, un juez se lo ordenara en virtud del daño que le causa fumar. El beneficiado, oriundo de Mar del Plata, aseguró que necesita el dinero para someterse a un tratamiento efectivo que le permita alejarse de su adicción. Su argumento ante la firma fue que, cuando empezó a fumar, no había ninguna advertencia sobre su peligrosidad.

“Acabo de tirar el último”. La voz “atabacada” de Lespada le da sentido a sus palabras. No puede dejar de fumar, ni siquiera en medio de una nota periodística que le hacen Alberto Lotuf y Ciro Seisas (A Diario, Radio 2), este viernes a la mañana. Su caso es distinto al de cualquier fumador empedernido: Hugo logró que Massalin Particulares lo indemnice por haberlo iniciado en una adicción que no puede controlar.

Así lo resolvió el Juzgado Civil y Comercial Nº 14 de Mar del Plata, a cargo de José Méndez Acosta, en un fallo inédito. La tabacalera deberá pagarle a Lespada 110.000 pesos más intereses. La cifra total ascendería a $300.000, que el demandante utilizará para tratar su adicción.

“Yo al juez no lo conozco pero fue el primero en defender la salud. A los 14 años cuando empecé a fumar no había información, todas las propagandas decían que si fumabas eras un ganador, se podía fumar en aviones, hasta fumaban las mujeres embarazadas”, sostuvo y apuntó: “En mi caso no contraje un cáncer de pulmón pero me afectó a la parte neurológica, la nicotina es mi única adicción”.

El magistrado basó la sentencia en la manera en que la compañía publicitaba sus productos cuatro décadas atrás. Es que, de acuerdo con lo resuelto por la Justicia, en esa época Massalin no informaba cuáles eran los daños reales que podía ocasionar el consumo de sus productos.

“La gente me dice qué suerte que gané, pero el daño ya está hecho. Yo ahora necesito un tratamiento como corresponde”, señaló y aseguró que con la voluntad sola es imposible hacerle frente al pucho. “Seguimos justificando a la droga más potente que hay, la que mata a millones de personas en todo el mundo. A mí nadie me obligó a fumar, nadie me puso el cigarrillo en la boca pero a los 15 años uno se puede meter cualquier cosa en la boca si no lo previenen”, terminó.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo