Lo más importante

Bebés con estreñimiento

Los padres de bebés con estreñimiento deben controlar las deposiciones del bebé y, en caso de duda, consultar con el pediatra
0 Comentarios
0 Comentarios

No hay una fórmula exacta de evacuaciones u horarios para establecer que un bebé está estreñido. Puede ser que un bebé haga una deposición después de cada comida o que deje pasar un día o más entre cada evacuación.

Su patrón individual de comportamiento dependerá de los alimentos que coma y beba, de lo activo que sea, y de lo rápido que digiera el alimento y se deshaga de las heces. Hay que tener en cuenta  que los bebés alimentados exclusivamente con leche materna pueden pasar algún día sin ir de vientre sin que esto signifique que tienen estreñimiento. 

Tratamiento del estreñimiento del bebé 

Un bebé está estreñido cuando al observar la rutina de sus deposiciones vemos que son menos frecuentes de lo normal en él, que las heces son duras y secas, y que tiene mucha dificultad al hacerlas, sea cual sea la frecuencia.  El tratamiento para el estreñimiento del bebé, requiere seguir algunas pautas. Suele ser efectivo:

- Hacer que haga ejercicio. Si el bebé gatea, tratá de estimularlo para que se desplace de un lado a otro. Si todavía no gatea, tratá de que mueva de arriba abajo sus piernas. Cuando esté acostado sobre su espalda, movele suavemente sus piernas hacia adelante con un movimiento circular como si estuviese pedaleando en una bicicleta. 

- Darle un masaje en la barriguita. Debajo del ombligo, a unos tres dedos de distancia, ejerce una presión suave, pero firme con las yemas de los dedos para hacer correctamente el masaje al bebé. Presioná hasta que se sienta una firmeza o una masa. Mantené esa presión suave, pero constante durante unos tres minutos. 

- Bañarlo con agua templada. El bebé se sentirá relajado después un baño con agua templada y se favorecerá el tránsito intestinal.

- Cambiar de marca de leche. Si el bebé se alimenta con leche de fórmula de continuación, y está estreñido, preguntar al pediatra si se puede cambiar de marca. Hay fórmulas especialmente concebidas para ayudar al tracto intestinal. 

- Cambiar el cereal, de arroz a cebada o a avena, o añadir puré de frutas o verduras a su cereal habitual (cuando el bebé esté grande para ello). 

- Añadir salvado. Una vez que el bebé coma varios alimentos sólidos, consultar con el pediatra si puede aumentar el consumo de fibras agregando una cucharadita de salvado a su cereal habitual.

- Reducir los alimentos que favorecen el estreñimiento como el arroz, los plátanos y las zanahorias cocidas, e intentar mezclar su cereal con un poco de jugo de manzana o ciruelas, o algunas cucharadas de puré de ciruela o pera para estimular la evacuación. 

- Darle suficiente agua. Si el bebé no recibe suficiente líquido, se deshidratará y su sistema reaccionará absorbiendo más líquido de todos los alimentos y fluidos que ingiera, así como de los excrementos que están en sus intestinos. En consecuencia, hará heces duras y secas con dificultad para expulsarlas. Aumentar la cantidad de líquido que toma el bebé para ayudar a mantener blandas sus heces.

- Aplicar loción de aloe vera.  Si el bebé está expulsando heces duras y secas que le dañan su delicada piel, aplicale loción de aloe vera en la zona para ayudarlo a sanar. No te olvides de mencionarle esto al pediatra. 

Fuente: guiainfantil.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo