Lo más importante

Buenas palabras, mejor salud

0 Comentarios
0 Comentarios

Tener en cuenta la intención de las palabras es esencial para mantener no solo una buena salud sino además una convivencia feliz.

Muchas veces podemos ser heridos o herir, manifestar violencia o causar controversias, simplemente por el hecho de habernos adelantado a hablar sin pensar, sin haber medido las consecuencias.

En una oportunidad llegó a mis manos una reflexión de autor anónimo, titulada “La Piedra”.  Comienza diciendo: “El distraído tropezó con ella, el violento la utilizó como arma, el emprendedor, construyó con ella, el campesino cansado, la utilizó de asiento; Drummond la poetizó, David, la utilizó para derrotar a Goliat, y Michelángelo la transformó en la más bella de las esculturas”.

En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre. La posibilidad está en cada uno: “cada uno de nosotros marcamos la diferencia en el destino de nuestra piedra”. Marcamos la diferencia en el destino de nuestras palabras.

La intención con que nos expresamos tiene un valor inestimable a la hora de decir buenas palabras porque imparten un ambiente saludable para uno mismo y para quienes nos escuchan.

Se puede “hablar” mucho y “decir” muy poco.

Estar sanos tiene íntima conexión con la inocencia y pureza del pensamiento.

La queja, la crítica o el descontento son expresiones que se originan en el resentimiento o falta de compasión con uno mismo y con los demás.

La pionera de un sistema de curación espiritual basado en las enseñanzas de Jesús, muestra una regla entendible y práctica en su obra Ciencia y Salud: “Si la Verdad está venciendo al error en tu conducta y conversación diarias, finalmente puedes decir: ‘He peleado la buena batalla…he guardado la fe’, porque eres un hombre mejor”

El cambio y transformación de nuestro pensamiento es vital para una experiencia feliz y duradera.

Un estilo de convivencia que podemos ejercer en familia y en nuestra sociedad, es medir cada palabra que expresamos, para que a través de ella seamos una influencia sanadora en el momento oportuno.

¿Lo intentamos?

 

Elizabeth integra el Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Argentina.

Argentina@compub.org

Twitter: @elisantangelo1

 

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo