Lo más importante

Cinco mitos sobre las vacunas

Las vacunas son la principal medida de prevención contra muchas enfermedades infecto-contagiosas que pueden ser muy graves

0 Comentarios
0 Comentarios

Las vacunas son la principal medida de prevención contra muchas enfermedades infecto-contagiosas que pueden ser muy graves. Además de proteger directamente a quiénes las reciben contra las mismas, benefician al conjunto de la sociedad ya que evitan su propagación.

Sin embargo, existen varias ideas erróneas o poco informadas sobre la vacunación que es importante abandonar:

Mito 1: "Las vacunas tienen efectos secundarios perjudiciales"

Esto es falso. Las vacunas son seguras y si aparecen reacciones éstas son leves y temporales.

Mito 2: "Varias enfermedades para las cuales hay vacunas, están prácticamente erradicadas, no tiene sentido vacunarse"

No es cierto. Si bien algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser poco comunes en muchos países, los agentes infecciosos que las provocan siguen circulando en varios lugares del mundo y pueden infectar a personas no protegidas. Sin esa prevención, pueden manifestarse y tener graves consecuencias para la salud, llegando a ser incluso mortales.

Mito 3: "Las enfermedades de la infancia para las que hay vacunas, son algo inevitable en la vida. Es mejor la inmunización por la enfermedad que por las vacunas, ya que es la vía natural"

Esto es incorrecto. Hay enfermedades que pueden tener consecuencias graves tanto en niños como en adultos. Las personas no vacunadas quedan muy expuestos a esos riesgos. Por ejemplo, el sarampión, la parotiditis y la rubéola pueden llevar a la neumonía, encefalitis, ceguera, síndrome de rubéola congénita (cuando una mujer contrae rubéola al principio del embarazo) e, incluso, a la muerte.

Por el contrario, las vacunas no causan las enfermedades ni generan las complicaciones de las mismas. Una vacuna sólo interactúa con el sistema inmunitario generando en el organismo una reacción similar a la que produciría la infección natural, pero sin que la persona llegue a padecerla. Por lo tanto, la vacunación es la vía efectiva y saludable de prevención.

Mito 4: "La administración simultánea de más de una vacuna puede aumentar en los niños el riesgo de efectos secundarios nocivos"

No es cierto. Las pruebas científicas revelan que la administración simultánea de varias vacunas no conlleva ningún efecto secundario sobre el sistema inmunitario del niño. Un niño está expuesto a muchos más antígenos (virus, bacterias) como consecuencia de un resfriado común o una faringitis, que por las vacunas.

Además, la administración simultánea de varias vacunas presenta como ventajas que requiere menos consultas y menos inyecciones; se gana tiempo y contribuye a que los niños completen el Calendario de Vacunación.

Mito 5: "La gripe es sólo una molestia y la vacuna no es muy eficaz"

En realidad, la gripe no es una simple molestia, porque puede tener serias complicaciones en la salud propia o de nuestro entorno, al contagiarla.
Ante la gripe, corren mayor riesgo los recién nacidos, las mujeres embarazadas, los adultos mayores y cualquiera que padezca un trastorno crónico (por ejemplo, quienes sufren asma o alguna cardiopatía, corren un alto riesgo de infección grave y muerte).

Es importante que todos completemos las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación para cada etapa de vida.

 

Fuente: msal.gov.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo