Lo más importante

Cómo son los alumnos del siglo XXI

Emprendedores, activos, colaborativos, comprometidos, son algunas de las nuevas tendencias globales de los alumnos del siglo XXI
1 Comentarios
1 Comentarios

Son muchos los expertos que advierten desde hace años de la necesidad de abandonar las aulas del siglo XIX para inaugurar las del XXI, pero el cambio sigue haciéndose esperar.

Un estudio realizado por el Instituto de la Economía Digital (ICEMD) de ESIC destaca las diez macrotendencias en educación vigentes en la actualidad, un puñado de pistas de aprendizaje por las que escuelas de negocios y demás instituciones comienzan a adentrarse para atender de forma efectiva y real las demandas de ese nuevo perfil de alumno. Estas son:

Power Pupils o Alumnos al Poder: Conscientes de sus capacidades desde edades muy tempranas los alumnos ya no son lo que eran. Se ven como sujetos operantes, no como objetos pasivos.  Por ello demandan una formación imaginativa, personalizada, que alimente un creciente espíritu emprendedor enfocado a encontrar aquello que les apasiona y en lo que son verdaderamente buenos para convertirlo en su futura actividad laboral.

- Happy & Healthy y más comprometidos: Felices y saludables para ser al final empleados más comprometidos con la visión de la empresa para la que trabajan. La filosofía de las grandes compañías se traslada a colegios y escuelas de negocio, donde se complementa la formación académica con el aprendizaje orientado al autoconocimiento, a la búsqueda de la felicidad a través de la realización personal y a la práctica de actividades físicas y de meditación como parte esencial de los programas formativos.

- Lifelong Learning o aprendizaje continuo: La edad educativa limitada en el tiempo es cosa del pasado. Las nuevas generaciones huyen de los planes de estudio rígidos y defienden un sistema flexible y continuo de aprendizaje, que se extiende a lo largo de toda la vida, al ritmo e intensidad que cada cual decida. Esta actitud cobra aún más sentido ante el trepidante avance digital, frente al que las herramientas y los conocimientos técnicos exigen un constante reciclaje.

- Lean Entrepreneurship o metodología Lean: Probar y corregir sobre la marcha. Basado en el método Lean Startup, este concepto se refiere al emprendimiento más sencillo, en el que se invierten los recursos mínimos necesarios para validar una idea de negocio y sacar adelante un proyecto con un prototipo básico. La idea es centrarse en lo que quiere y necesita el cliente y en el precio que está dispuesto a pagar para lanzar un producto mínimo viable con el que testar la demanda real del mercado.

- Techno-craft, llega la programación: Convierte la programación en materia obligatoria de estudio en los colegios. Aunque la mayoría de las escuelas de negocio y universidades apenas han empezado a entrever la relevancia de una corriente que hace de la cultura del DIY (Do it yourself, Hazlo tú mismo) tecnológico su máxima: programa, crea tus propias aplicaciones, entiende el lenguaje y úsalo. Gracias a esta tendencia, jóvenes de apenas 20 años han creado las startups más potentes e importantes del momento: Tumblr, Vimeo, Kickstarter.

- B-tech, la tecnología es el ecosistema: Las nuevas tecnologías se han incorporado a empresas de todos los sectores e industrias, modificando los procesos, métodos y sistemas de trabajo, e incluso cambiando los modelos de negocio. Hoy casi no alcanzamos a recordar cómo nos las apañábamos antes del boom digital. Estos cambios también estas transformando la metodología de enseñanza y van mucho mas allá del recurso de la pizarra inteligente. Conectar el aula con el mundo real, resolver problemas junto a alumnos de otros países, crear documentos en la nube, explotar el feedback en tiempo real o entender las posibilidades que ofrece la realidad virtual son algunas de las opciones que ya están al alcance de profesores y alumnos.

- Gamificación o el uso de dinámicas de juego: Aprender jugando. La gamificación consiste en el uso de dinámicas de juego en entornos no lúdicos con la finalidad de provocar actitudes y acciones encaminadas a un fin determinado o predeterminado. Si la tecnología permite añadir atractivo a algunos aprendizajes, ¿por qué no aprovecharla? Las escuelas de negocio tenderán a incorporar estrategias de gamificación en sus metodologías para promover el learning by doing (aprender haciendo) y minimizar el coste de aprendizaje en el mundo real.

- We care, un paso más allá de la RSC: De la comunicación a la acción. Las nuevas generaciones ya no entienden la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) como una simple táctica de comunicación. La consideran parte del ADN de la empresa. Colaborar con una ONG, facilitar el acceso a los productos y servicios a los más desfavorecidos o contribuir al desarrollo de la comunidad en cualquier aspecto son ahora formas de entender la actividad empresarial, porque el medio ambiente y las personas importan. Y ellos, los jóvenes, se decantan por las empresas que muestran un compromiso real con la sociedad.

- Crowd Power, el poder de la colaboración: La colaboración es la nueva manera de entender la vida y la empresa. Nunca las personas se habían movilizado en masa tanto como ahora para conseguir sus objetivos: desde financiación hasta mejorar sus servicios o conseguir recursos materiales para desarrollar proyectos e ideas de negocio. Desde la crisis inmobiliaria y la caída de los bancos internacionales, el crowdfunding ha despegado como método de financiación alternativo. Prueba de su influencia e impacto es que los Gobiernos estudian su regulación.

- Ágora, compartir el conocimiento: La información es hoy un bien común, al alcance de cualquier persona y lugar gracias a la democratización que han permitido internet y las nuevas tecnologías. Por tanto, en la actualidad el valor de una escuela de negocios está en crear un núcleo de conocimiento, experiencias y posibilidades mejor que el de la competencia. El espacio físico de la escuela de negocios ya no está limitado a las aulas. De hecho ahora se convierten en lugares para practicar, interactuar, profundizar, testar productos y resolver dudas. El lema será  "aprender en casa, practicar en el aula".

Fuente: Universia

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Coche 1

    El siglo XXI termina en el año 2100. ¿No es un poco tonto titular así una nota? ¿Tienen idea de cómo van a ser los alumnos en el 2085? Sean serios.

Segui Leyendo