Condenan a prisión a una pareja por homicidio simple agravado

La sentencia recayó sobre Gabriel Camos y Mónica Isabel Tolosa, en su calidad de autor y partícipe necesaria, respectivamente, del crimen de Damián Gómez. Al joven de 20 años lo mataron en 2015 en barrio Ludueña

     Comentarios
     Comentarios

Una pareja fue condenada este miércoles en Rosario por el crimen de Damián Gómez, de 20 años, cometido en enero de 2015 en medio de una pelea.

El fallo se conoció en la Sala N° 1 de la Oficina de Gestión Judicial, de parte del Tribunal a cargo de los jueces de Primera Instancia Ismael Manfrín, Gonzalo López Quintana y Juan Carlos Curto.

La pena de 17 años de prisión efectiva por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor, en concurso real con portación ilegítima de arma de fuego, recayó sobre Gabriel Camos, de 34 años de edad. Y la pena de 12 años de prisión efectiva por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en calidad de partícipe necesario y portación ilegítima de arma de fuego, sobre su pareja, Mónica Isabel Tolosa, de 25 años.

El Fiscal Adrián Spelta, de la Unidad de Homicidios, acusó formalmente a Camos y a Tolosa por el hecho ocurrido el día el 7 de enero de 2015 a las 13.30 aproximadamente, en cercanías de las calles Teniente Agneta y Casilda (barrio Ludueña) de la ciudad de Rosario.

Ese día, Damián Gómez y su hermano se dirigieron hacia la casa de los ahora condenados, y allí se originó una discusión. Tolosa, pareja de Camos, salió de su vivienda para entregarle un arma de fuego con la que éste le disparó tres veces a Gómez.

La víctima fue trasladada por su hermano al Hospital Clemente Álvarez, donde se produjo su fallecimiento.

El día del crimen

Según relataron los vecinos, Damián Gómez era adicto y había ido a la casa de Camos –ex boxeador– a comprar cocaína y luego del crimen, toda la familia escapó del lugar mientras algunos habitantes del asentamiento precario en el que vivían demolieron la casa de ladrillos de canto y techo de chapas de Camos y Tolosa y se llevaron todo lo que había adentro.

Comentarios