Lo más importante

Confirmado por la ciencia: el espíritu navideño sí existe

Son muchas las personas que disfrutan de armar el arbolito de navidad y agasajar a familiares con una cena. Sin embargo, existen también los individuos que parecen tener el espíritu del Grinch, y sufren en silencio las costumbres tradicionales de estas fechas, como las visitas a los parientes y las largas filas para comprar regalos
0 Comentarios
0 Comentarios

Así lo indica un estudio publicado en el especial navideño del British Medical Journal (BMJ), que suele tratar temas más divertidos y livianos que en otros números, pero que siguen siendo estudios científicos reales.

En concreto, neurólogos del Hospital Rigshospitalet, perteneciente a la Universidad de Copenhague (Dinamarca), localizaron el espíritu navideño en el cerebro humano, lo que equivale a afirmar que éste, físicamente, existe.

Según informó el diario El Mundo, los investigadores seleccionaron a 10 voluntarios sanos que suelen celebrar esta festividad cada año frente a otros 10 que, por venir de países sin tradición navideña, no la celebran. A todos les realizó una serie de resonancias magnéticas funcionales para ver cómo reaccionaba su cerebro al ver imágenes relacionadas con la Navidad en comparación con otras de similares características, pero sin componente navideño.

Su hipótesis era que el primer grupo se comportaría de forma diferente al segundo, y de hecho la confirmaron: los resultados mostraron que al grupo navideño se le activaban las áreas de la corteza motora sensorial, la corteza premotora y la motora primaria y el lóbulo parietal (inferior y superior) al ver imágenes relacionadas con esta fiesta, algo que no sucedió en el grupo que no la celebraba. Se trata de zonas asociadas con la espiritualidad, la satisfacción, los sentidos o el reconocimiento facial, entre otras muchas funciones.

"Somos conscientes de que, en todo el mundo, existen millones de personas propensas a mostrar déficit en su espíritu navideño después de muchos años de celebrar la Navidad. Es por esto que una localización precisa de dónde se encuentra este espíritu es el primer paso para ayudar a este grupo de personas", señalaron los autores del estudio.

De hecho, estos neurólogos daneses aseguran estar preparando la petición de una patente para desarrollar un sombrero de Papá Noel que se pueda regalar a los familiares que padezcan déficit de este espíritu festivo. "Cuando empiecen a quejarse en la cena de Nochebuena, simplemente con tocar un botón, el sombrero le enviará un impulso eléctrico justo en el centro cerebral del espíritu navideño", indicaron.

Bromas aparte, lo cierto es que este estudio puede sentar un precedente a la hora de estudiar cómo los individuos se relacionan con sus tradiciones culturales y festivas.  Pero  los autores explicaron que se necesitarían más estudios para comprender totalmente la respuesta de un individuo a la Navidad. Por ejemplo, "la percepción de estas fechas es distinta  en un chico, que principalmente recibe regalos, o en un adulto, que principalmente los compra", aclararon. 

Fuente: www.docsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo